Estás aquí
Inicio > Derechos humanos > Violación “correctiva”: para curar la homosexualidad

Violación “correctiva”: para curar la homosexualidad

La violación correctiva es un método para “enderezar” a las lesbianas que “no han probado a un buen hombre”; una adolescente de 17 años fue secuestrada por su madre y un pastor durante 18 días, tiempo en el que fue violada por religiosos para “que viva como Dios manda”.

violacion correctiva

Una de las prácticas que sufren las mujeres homosexuales es conocida como violación correctiva, que consiste en perpetrar violencia sexual por algún miembro de la familia o amigo de confianza, de tal modo que todos los integrantes de ésta son quienes promueven y son cómplices del delito.

Existe un debate respecto al motivo de  las violaciones correctivas: si se hacen con el fin de que aquellas mujeres que “no han probado a un buen hombre” puedan “corregir” su orientación sexual hacia la heterosexualidad, o bien, a modo de castigo por salirse de la norma.

El  Informe anual sobre los derechos humanos de personas transexuales, lesbianas, gays y bisexuales en el Perú 2014-2015 expone que el discurso religioso se usa para justificar los diferentes tipos de violencia que sufren las víctimas en sus hogares.

Solamente existe una denuncia registrada en Perú por amenaza de una violación correctiva. Se trata del caso de Kattia Montenegro, de 21 años, quien fue amenazada por su hermana después de descubrir que era lesbiana, con que la iba mandar violar.

“Mi hermana mayor me amenazó con hacerme violar por un hombre para hacerme ‘mujercita’. Trató de volver a pegarme, pero no la dejé frente a la indiferencia de mi madre que decía que yo tenía la culpa y que mi hermana sólo me corregía. Caí en depresión esa noche  y hasta pensé en suicidarme” narró.

Las autoridades de Perú fallaron a favor de la víctima después de que su hermana se disculpara públicamente, sin embargo el proceso jurídico duró 10 meses y durante este tiempo los padres de la víctima hostigaron y amenazaron a Kattia para que retirara la demanda.

En el informe presentado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Violencia contra las personas LGBTI en América, se expusieron distintos casos de brutal violencia contra las lesbianas. A continuación se citarán algunos:

  • Una niña de 11 años de origen afrodescendiente fue violada por los amigos de su padre después de confesarle que era lesbiana. Fue ultrajada durante 14 años y dio a luz a cinco hijos. Una vez que pudo escapar, fue abusada por  miembros de grupos armados ilegales, con frecuencia frente a su pareja para castigarla por su orientación sexual.
  • En el 2007, una adolescente de 17 años fue secuestrada por su madre y un pastor, permaneció en cautiverio 18 días, en este periodo fue violada por distintos miembros religiosos con el fin de “hacer que reciba hombres” y “que viva como Dios manda”.
  • En el 2010, una mujer fue violada por un grupo de cuatro hombres quienes la señalaron por su vestimenta como una “marimacha”. Después del abuso, la cortaron con un cuchillo “para que pudiese recibir mejor a los hombres”. Días después, a una amiga de la víctima la secuestraron unos sujetos dentro de un vehículo; fue amenazada con un cuchillo, brutalmente violada y abandonada semidesnuda al lado de una carretera.

Se necesita todo un conjunto de medidas preventivas de acción, voluntad política, visibilidad y sobre todo educación para que las mujeres dejen de ser violentadas, sin importar su orientación sexual o cualquier otra característica que las haga vulnerables.

Alejandra Hernández: @Alejandra_Her_

Top