Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Untitled (“are you ok bob?”): una violación en primera persona

Untitled (“are you ok bob?”): una violación en primera persona

El trabajo de Sophia Hewson es esencial para entender que la violación es la la base misma de la institución del patriarcado; en México, el arte feminista tiene su origen desde finales de la década de los setenta con colectivos como Polvo de Gallina Negra, Tlacuilas y Retrateras y Pinto mi Raya.

Sophia Hewson

Con el objetivo de denunciar la cultura del abuso y los males del patriarcado, la artista Sophia Hewson representó una escena de violación sexual en un video que fue protagonizado por ella y un extraño cuya identidad no fue revelada pero que respondía al seudónimo de Bob.

El audiovisual se titula irónicamente Untitled (“are you ok bob?”) y muestra cómo Hewson invita a un desconocido a su residencia en Nueva York. Lo que parece ser una inocente cita a ciegas, se convierte en una escena de abuso y violencia en contra de la mujer, retratada únicamente a través del rostro en primer plano de la víctima.

En un comunicado de prensa, la artista reveló que el título se le ocurrió porque fueron las primeras palabras que emitió después del performance (¿estás bien, Bob?). Agregó que con esto pretendía hacer reflexionar al espectador sobre la orquestación de dicho evento (“¿quién usa a quién en esta situación y con qué propósito?”), pero también destacar que a las mujeres se les anima todavía para anteponer el bienestar emocional de los demás sobre el propio.

“Es también esencial en este trabajo la idea de que la violación es más que un acto sexual no consensuado, sino que se trata de la base misma de la institución del patriarcado y, por lo tanto, es el crucial campo de batalla para desmantelar el poder masculino“, expresó.

En México, el arte feminista tiene su origen desde finales de la década de los setenta con colectivos como Polvo de Gallina Negra, Tlacuilas y Retrateras y Pinto mi Raya; los cuales estuvieron conformados por autoras de reconocimiento internacional como lo son Maris Bustamante, Herminia Dosal y Mónica Mayer (esta última cuenta en la actualidad con una retrocolectiva de su obra en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo, que lleva por nombre Si tiene dudas… pregunte).

Este tipo de expresión artística se caracteriza por hacer uso del performance y la instalación para retratar instantáneas cotidianas de la opresión que sufre la mujer en diferentes contextos; asimismo, reflexiona sobre la normalización que la sociedad realiza de la violencia machista. Debido a su forma sui generis, muchas veces el arte feminista no es entendido del todo por los críticos de arte debido a que se aleja de los cánones tradicionales de las “bellas artes”.

“Antes de entrar, respira profundo y ármate de un puñado de preguntas: ¿El arte feminista siempre aborda temas de la mujer? ¿Por qué hay tantas piezas en colaboración, colectivas o participativas? ¿Cómo se documenta el arte efímero? ¿Lo político en el arte, es tema o forma? ¿El arte puede ser crítico y cálido?”, son algunas de las recomendaciones que la artista Mónica Mayer hizo en su blog.

Fotografía: Sophiahewson.com 

Redacción 

Top