Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Una mujer fantástica: la película trans que ganó el Oscar

Una mujer fantástica: la película trans que ganó el Oscar

Chile se llevó el Oscar en la categoría Mejor Película Extranjera con Una Mujer Fantástica; Sebastián Leio retrata la fuerza de las mujeres que no suelen ser las protagonistas de las historias.

una mujer fantastica

Varios acontecimientos históricos nos sorprendieron en la noche los Premios Oscar, pero hubo uno que puso en alto la representación de la comunidad LGBTTTIQ en Latinoamérica: el galardón para Una Mujer Fantástica.

Chile se llevó el Oscar en la categoría Mejor Película Extranjera con una historia sobre la vida de una mujer que se enfrenta a la discriminación estructural y normalizada por parte de la sociedad.

Sebastián Lelio, el también director de Gloria, volvió a acertar con su nuevo filme. En éste, como en el anterior, retrata la fuerza de las mujeres que no suelen ser las protagonistas de las historias: una divorciada de 58 años y una joven transexual.

En Una Mujer Fantástica, Marina tendrá que enfrentarse al mundo luego de que su novio, que le doblaba la edad, muriera. Todo el mundo la cuestiona y la hace ver como una asesina; desde el personal médico, las instituciones a favor de las mujeres hasta la familia de su expareja.

Marina no podrá llevar su duelo en paz y el fantasma de Orlando, su novio, la seguirá hasta que ella pueda despedirse para continuar con su vida. Sólo su dignidad y su amor por la música le ayudarán a seguir adelante.

Nos queda muy claro que esta es la historia de una mujer resiliente que se encuentra a la mitad de este caos repentino. La figura de Marina predomina en todas las escenas, y las composiciones la colocan al centro de los primeros planos.

una mujer fantastica

Daniela Vega, quien interpreta a Marina, nos regala una actuación conmovedora que le hizo ganar el Premio Iberoamericano de Cine Fénix a Mejor Actriz. Además, es la única mujer trans que ha sido presentadora de los Premios Oscar.

Una Mujer Fantástica es una historia inspiradora sobre la fortaleza femenina que nadie se debería perder.

Estudié Comunicación, pero mis dos superpoderes son: dormirme cuando algo no me interesa y hacer enojar a la gente cuando analizo temas sociales.

Top