Estás aquí
Inicio > Política > El TLCAN asentúo la desigualdad laboral de género

El TLCAN asentúo la desigualdad laboral de género

Trump anunció oficialmente la renegociación del TLCAN con México y Canadá; este acuerdo comercial afectó a las mujeres ya que perpetuó y acentuó las desigualdades de género en el terreno laboral.

TLCAN contra mujeres

El presidente electo de Estados Unidos publicó un documento titulado Contrato de Donald Trump con el votante americano, en el que estableció las acciones que llevará a cabo dentro de los primeros 100 días de su gobierno para “restaurar la honestidad y transparencia, y traer un cambio a Washington”.

En dicho documento informó las acciones que realizará desde el primer día de su administración, entre las que está la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá.

El TLCAN fue negociado por el presidente Carlos Salinas de Gortari y entró en vigor el 1 de enero de 1994, durante el despertar público del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

En 2014, a 20 años de este acuerdo, trabajadoras, sindicalistas, defensoras de los derechos laborales de las mujeres y especialistas de los tres países firmantes se reunieron en la Ciudad de México para evaluar los efectos de este tratado en las mujeres, informó la periodista Anaiz Zamora Márquez desde la agencia Cimac Noticias.

Las expertas informaron que este acuerdo comercial afectó a las mujeres ya que perpetuó y acentuó las desigualdades de género en el terreno laboral. En Estados Unidos la pérdida de más de un millón de empleos y la reducción de salarios abonó a la desigualdad laboral entre mujeres y hombres ya que por cada dólar ganado por un hombre, las mujeres ganan 77 centavos, además de que dos de cada tres personas con salario mínimo son mujeres, sostuvo la especialista Jessica Bohener del Observatorio sobre Comercio Global.

En México las consecuencias del TLCAN impactaron en la migración de las mujeres a centros urbanos debido a que se abrieron las fronteras a la producción canadiense y estadounidense lo que afectó en la producción campesina, hecho que sumó a la ya existente desigualdad de género en la producción agrícola. A nivel nacional solamente 32 % de las mujeres son propietarias de la tierra que trabajan, según cifras de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Fotografía: Ofelia Harms

Redacción

Top