Estás aquí
Inicio > Nuestro cuerpo > ¿Tener o no tener arbusto?: el dilema sobre el vello púbico

¿Tener o no tener arbusto?: el dilema sobre el vello púbico

Las mujeres adultas jóvenes, educadas, blancas y universitarias son las más propensas a afeitarse el vello púbico; el vello púbico en realidad sirve para proteger la zona genital de las enfermedades.

arbusto

El vello púbico alguna vez fue el símbolo de estrella porno femenino de los años 70, pero se ha convertido cada vez más en un tabú. Investigadores estudiaron los hábitos de aseo personal entre las mujeres estadounidenses para entender el cambio en las normas.

Un nuevo estudio publicado en la revista JAMA Dermatología inspeccionó un grupo diverso de 3.316 mujeres entre las edades de 18 y 65, sobre la frecuencia con que se afeitaban el vello púbico. Un enorme 83.8 por ciento reportó tener un historial de arreglarse el vello púbico y un 16,2 por ciento dijo que nunca se lo habían recortado.

Los investigadores encontraron que las mujeres entre 18 y 24 años tenían más probabilidades de afeitarlo que las mujeres en el rango de 45 a 55, y aquellas mayores de 55 eran significativamente menos propensas de afeitarse en absoluto. Los resultados mostraron que las mujeres adultas jóvenes, educadas, blancas, universitarias eran las más propensas a afeitarse el vello púbico, lo que subraya la idea de que los ideales de belleza varían entre los diferentes grupos raciales.

Cuando se les preguntó acerca de sus factores de motivación para el aseo, el 59 % dijo que era por la higiene.

“Muchas mujeres piensan que están sucias si no se lo arreglan”, dijo el autor principal, el Dr. Tami S. Rowen, al New York Times.

Irónicamente, el vello púbico en realidad sirve para proteger la zona genital de las enfermedades. Al afeitar este cojín de protección, la abertura de la vagina se vuelve más susceptible a la contaminación bacteriana. El acto de afeitar también es peligroso, ya que un estudio mostró que el 3 % de las visitas a urgencias por un traumatismo genitourinario son a causa de aseo.

El otro 45.5 % de las mujeres dijeron que se lo recortan con fines estéticos, y el 55.6 % informó que se afeitan con fines sexuales. Pero este ‘look de muñeca Barbie’ no siempre ha sido popular, según el Dr. Iglesia, profesor de obstetricia-ginecología y urología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Georgetown. Así que, ¿cuándo decidieron las mujeres que el aseo era más limpio y más atractivo que mantener un arbusto lleno?

En la era de la tecnología no hay duda de que los medios juegan un papel importante en el cambio de las normas sociales. Un estudio del 2013 que investigó el impacto de la exposición a los medios en la autoestima y la satisfacción corporal en los hombres y las mujeres mostró que las mujeres son más susceptibles que los hombres a sentir la presión de los medios de comunicación para tener un aspecto determinado.

Los investigadores encontraron en un estudio que esta tendencia presumiblemente surgió de una mayor prevalencia de la pornografía que representa los genitales desnudos, junto con las revistas populares y la televisión promoviendo la tendencia de una completa eliminación del vello púbico.

Las mujeres en el estudio del 2016 que informaron realizarse este aseo personal tenían el doble de cantidad de parejas en su vida y eran más propensas a participar en la actividad sexual regular que aquellas que no se afeitaban. También tenían las puntuaciones más altas en la escala de la función sexual, lo que implica una mejor satisfacción con la vida sexual.

Estos resultados no deben interpretarse como una causalidad directa entre el aseo y una mayor actividad sexual. Básicamente, no esperes tener de pronto un montón de sexo porque te hiciste la depilación brasilera. Los resultados indican que las mujeres que se afeitan mantienen su vello púbico corto ya que se involucran en sexo oral y relaciones con frecuencia.

La visita a un profesional de atención de salud también se encontró como un factor motivador para que las mujeres se depilen. Esto sugiere que las mujeres son auto conscientes de su apariencia genital bajo cualquier tipo de exposición, incluso en presencia de un profesional de la salud, señaló el estudio.

La eliminación del vello púbico tiene beneficios sexuales, pero si se trata de higiene, es más seguro dejar que la alfombra coincida con las cortinas. La doctora Jennifer Gunter, ginecóloga obstetra, le dijo al New York Times que en relación con la depilación, ella cree que estar a gusto con tu cuerpo es más importante que los factores de riesgo.

“Si es algo que haces por ti y te hace sentir mejor, excelente, pero no te digas a ti misma que es saludable o mejor desde un punto de vista médico”, señaló.

Arielle Kaplan

nueva mujer

Top