Estás aquí
Inicio > Política > Si quieres saber por qué dicen que éste es “un mundo de hombres” habla con una política

Si quieres saber por qué dicen que éste es “un mundo de hombres” habla con una política

Las mujeres todavía luchamos por hacernos con el espacio público, así que los espacios de poder no iban a ser diferentes; hablamos con Perla Tun y confirmamos lo que siempre sospechamos de las esferas políticas.

Le otorgaron la Comisión para la Igualdad de Género en Cozumel como insunuando que es una que no funciona y además para mantenerla lejos. Pero Perla es dura como su apellido, Tun —que en maya significa “piedra” o “piedra preciosa”— y espera transformar la política para que las mujeres tengan acceso a los espacios de poder sin todas las complicaciones que ella enfrentó.

Hija de pescadores, se convirtió en la primera presidenta municipal. Aun teniendo el mando de la isla, ha sido víctima de mansplaining. En una ocasión, durante una alerta de huracán, el comandante del sector naval de Cozumel —buen amigo suyo— comenzó a darle órdenes sobre lo que ella tenía que hacer, así que tuvo que recordarle que la responsabilidad de la situación era de ella.

“Para las mujeres es difícil ser vistas con respeto, aun cuando tenemos la misma capacidad, la misma fuerza y la misma inteligencia que ellos para sacar adelante un municipio en momentos de crisis”, señaló.

En México, las mujeres podemos votar y ser votadas desde 1953, pero las decisiones siguen en manos de los hombres; actualmente, el estado de Quintana Roo cuenta con 21 diputados y 15 diputadas. Ellos aún son más. La regidora recuerda una reunión de seguridad con altos mandos, en donde las únicas mujeres en la mesa eran su asistente y ella.

Además, las figuras de autoridad no tienen permitido demostrar emociones ¡Porque un líder tiene que ser racional! (esa racionalidad patriarcal, por supuesto) Y ese es uno de los aspectos que más le fastidian a la exalcaldesa: hacer política es duro, pero no puedes demostrarlo.

Perla Tun es calificada por otros políticos como una mujer “altanera” y “grosera”, aun cuando los rasgos de su personalidad se encontrarían fascinantes en un hombre; serían descritos como simple y llano liderazgo. De hecho, tuvo que renunciar al Partido Acción Nacional (PAN) porque no se sintió respaldada, y ahora trabaja sin partido.

Está a favor de los derechos de la comunidad LGBT+ y de que estén protegidos por la ley, simplemente porque son seres humanos. Además, recordó que es una población que tiene el mismo derecho de ocupar espacios de poder e impulsar su propia agenda.

Sobre el aborto, dijo: “Estoy a favor de la vida, pero también estoy a favor de que las mujeres decidan sobre su cuerpo, cuándo quieren tener hijos y cuántos quieren tener. También estoy a favor de las mujeres que no quieren tenerlos”.

A Perla le interesa que las víctimas de violencia sexual obtengan justicia, ella misma fue víctima de la impunidad de nuestro sistema penal cuando fue sujeto de este delito. También ha vivido los demonios de la violencia doméstica en el hogar en el que creció, y quizás por eso está muy interesada en los temas relacionados con la violencia de género.

Actualmente preside el colectivo Hala Ken (tú eres yo, en maya), con el que busca hermanar a las mujeres de la localidad para conseguir una comunidad con equidad. Este grupo de amigas quiere entender las raíces del feminismo, hablar de sororidad y violencia de género, discutir los derechos de las mujeres y las niñas y trabajar las nuevas masculinidades.

La experiencia de Perla Tun nos demuestra que no sólo necesitamos que las mujeres compartan el poder con los hombres, sino que es necesario transformar todos los espacios, hacerlos feministas, para que al participar en los espacios de toma de decisiones podamos verdaderamente cambiar el panorama de todas.

Edita en el día, transgrede el sistema de noche. Si tu perspectiva no es interseccional, pierdes el tiempo conmigo 😉 Me gustan las brujas, los animales y los tatuajes.

Top