Estás aquí
Inicio > Política > SEP: Igualdad de género para los nuevos planes de estudio

SEP: Igualdad de género para los nuevos planes de estudio

Con apoyo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la SEP planea revisar y mejorar los protocolos de acción en casos de violencia de género en las escuelas; Argentina, Cuba y Uruguay cuentan con los mejores programas de educación sexual con enfoque feminista y perspectiva de género.

Aurelio Niño y Osorio Chong

Con la intención de combatir la violencia en contra de las niñas y las jóvenes en las escuelas, Aurelio Nuño, secretario de educación, y Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de gobernación, firmaron un acuerdo en el que se comprometen a incluir contenidos de equidad de género en los nuevos planes de estudio.

“Para poder erradicar de raíz la violencia y la discriminación en contra de las mujeres, tenemos que empezar desde el inicio. Una manera de romperla es, desde que somos muy pequeños, desde la educación básica, hacer conscientes a las niñas y niños de sus derechos, de la igualdad de género”, declaró Nuño para el diario Milenio.

Dicho pacto contempla cinco acciones para cumplir con los objetivos trazados, entre los que destacan el diseño y desarrollo de materiales didácticos que contribuyan a concientizar a niños, maestros y padres de familia acerca del fenómeno de la violencia. También se pide capacitar, en materia de equidad y perspectiva de género, a personal docente y padres de familia. Asimismo, con el apoyo de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), se planea revisar y mejorar los protocolos de actuación en casos de violencia de género ocurridos en contextos escolares.

A nivel Latinoamérica, Argentina, Cuba y Uruguay cuentan con los mejores programas educativos con enfoque feminista, según constata el portal Notiese. En octubre de 2006, se aprobó una ley en Argentina que estableció la universalidad y obligatoriedad de la educación sexual en todos los sectores de la población, a través de un plan que integró los aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos de la sexualidad.

En cambio, los planes de estudio cubanos funcionan a nivel intersectorial, es decir, no pertenecen a una sola dependencia gubernamental, sino que también incluyen a la academia y a las ONG, con la intención de supervisar y mejorar su aplicación. De esta forma, se ha logrado prevenir la violencia motivada por el género o la orientación sexual en sus centros educativos.

Por último, los programas uruguayos en materia de equidad de género abarcan todos los niveles escolares: desde la formación primaria hasta la docencia. De esta manera, los expertos en políticas públicas pueden diseñar estrategias específicas para poblaciones en contextos diferentes, como el de las personas con discapacidad, las que se encuentra en situación de encierro y la gente que vive en el campo.

Fotografía: Secretaría de Educación Pública

Redacción

Top