Estás aquí
Inicio > Derechos humanos > One Blood: controversia por donadores homosexuales

One Blood: controversia por donadores homosexuales

Hombres que tuvieron sexo con otros hombres en los últimos 12 meses o que intercambiaron sexo por dinero o drogas no pueden donar sangre; en México, desde el 25 de diciembre de 2012, es ilegal discriminar a donadores homosexuales.

persona dona sangre

Ante los eventos ocurridos el sábado 11 de junio en el bar Pulse, donde más de 50 personas LGBTIQ murieron asesinadas en Orlando, Florida, miembros de la comunidad se movilizaron de inmediato en los hospitales para donar sangre y ayudar a los heridos. Sin embargo, la pena se hizo más grande cuando el personal médico les prohibió cualquier donación por su orientación sexual, incluso a los que estaban casados o mantenían relaciones monógamas por años.

Momentos después del tiroteo, se difundió el rumor en redes sociales que la organización One Blood suspendería cualquier tipo de obstáculo legal o administrativo para recibir sangre de todo mundo; no obstante, en la cuenta oficial de Twitter se publicó un desmentido: “Todas las directrices de la FDA permanecen en efecto para la donación de sangre. Circulan reportes falsos de que las medidas fueron suspendidas. No es cierto”.

Susan Forbes, vicepresidenta de comunicación de One Blood, dijo a El Universal que cerca de 35 mil personas acudieron a donar plasma en Florida, pero recomendó que el flujo debe permanecer igual en los próximos días, ya que las reservas pueden bajar en cualquier momento y hay mucha gente que necesita urgentemente una transfusión.

Antiguamente, cuando la pandemia del VIH/SIDA estaba muy extendida a finales de los ochenta, los hombres gay tenían un veto de por vida que no los dejaba donar sangre hasta que, en 2015, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) modificó este precepto y estableció nuevas regulaciones.

Ahora, sólo los hombres que tuvieron sexo con otros hombres en los últimos 12 meses no tienen permitido donar sangre, aunque esto no aplica para aquellos que hayan tenido relaciones con alguien que usó concentrados de factores de la coagulación, los cuales evitan la transmisión de virus patógenos. Individuos que resultaron positivos en una prueba de VIH o que intercambiaron sexo por dinero o drogas tampoco pueden donar de modo indefinido.

En 2015, un estudio realizado por la FDA a 3 mil 183 encuestados reveló que el 61.8 % de los participantes no quiso que dichas políticas desaparecieran pese a que son criticadas por ser homofóbicas y transfóbicas; en cambio, sólo el 27 % estuvo de acuerdo en que éstas debían desaparecer. En ese mismo informe se explicó que en los últimos años ha incrementado el número de personas que incumplen las normas de la FDA y donan sangre pese a que no cuentan con los requisitos impuestos, en especial los varones jóvenes.

En México, desde el 25 de diciembre de 2012, es ilegal discriminar a donadores homosexuales. Esto quedó establecido en la Norma Oficial Mexicana 253 para la Disposición de Sangre Humana, aunque se mantuvo todo tipo de restricción a las parejas de personas infectadas con VIH, hepatitis o que realicen prácticas sexuales de riesgo. La normatividad anterior, la de 1993, expresaba que los hombres homosexuales y bisexuales quedaban excluidos “por razón de sus prácticas” y por ser más propensos a contraer las enfermedades antes mencionadas.

Redacción 

Top