Estás aquí
Inicio > Nuestro cuerpo > #PonteUnDIU o el mansplaining recargado

#PonteUnDIU o el mansplaining recargado

Esta campaña promueve la errónea idea de que la salud sexual y reproductiva es sólo cosa de mujeres; es muy fácil opinar con el privilegio por delante, ¿por qué no, mejor se hacen la vasectomía? ¿por qué no usar condón?

PonteUnDIU

Una vez más, la red médica DKT México, lanzó una campaña publicitaria machista, en donde las mujeres somos las únicas responsables de un embarazo no planeado.

Ahora se les ocurrió poner a un grupo de hombres como voceros principales para decirnos qué hacer con nuestra salud sexual y reproductiva. Oigan, qué inclusivos eh. La cabeza principal de este mansplaining recargado es Facundo (sí Facundo) quien nos dice: #PonteUnDIU, así sin opción, muy al estilo de “que lo hagan ellas“, #PonteUnDIU que a mi me da hueva ponerme un condón, #PonteUnDIU porque ni loco me hago la vasectomía.

#PonteUnDIU

#PonteUnDIU es una campaña sexista, pues refuerza el estereotipo dañino en el que la salud reproductiva es sólo cosa de mujeres, que es nuestro problema si quedamos embarazadas. Es machista pues de nuevo son hombres los hablan desde su privilegio, nos dicen qué y cómo hacerle con nuestro cuerpo. Están cómodos opinando sobre nuestros úteros, se apropian de cálculos superficiales sobre un cuerpo que no es suyo y lo consideran cool. “El DIU es seguro, es fácil, además es gratis en instancias públicas”.

Es muy fácil opinar con el privilegio por delante, decir qué es lo más “fácil” para nosotras, ¿por qué no mejor predican con el ejemplo, y si están tan preocupados por nuestra salud sexual, no se hacen la vasectomía? ¿por qué no usan condón?

Facundo no es el único a cargo de decirnos lo que tenemos que hacer con nuestros cuerpos. Y sí, aunque hay mujeres en la campaña, pasan a segundo plano porque quienes llevan el papel principal son ellos. Otras figuras públicas como el vocalista de Los Daniels se toman el derecho de perseguirnos hasta convencernos de usar DIU. Mansplaining puro.

#PonteUnDIU

 

Esta fallida campaña no considera todos los efectos secundarios que tiene el DIU en el cuerpo de la mujer, como que la colocación suele presentarse con sangrados abundantes cólicos muy dolorosos y prolongados hasta por tres meses, que la menstruación puede ser más dolorosa o que las infecciones pélvicas causadas por su uso podrían provocar infertilidad. Se les olvida que el DIU no protege de ninguna enfermedad sexual y que aumenta las posibilidades de un embarazo ectópico. Si no son enchiladas.

Pero como no son sus cuerpos los que sangran, los que se infectan, los que soportan el dolor, los que se embarazan o quedan estériles, es muy fácil opinar.

A la organización DKT México, le falta perspectiva de género en sus campañas. Entiendo que sus intentos fallidos de sarcasmo, humor negro y cool son para llegar a un público joven, entiendo que tal vez su finalidad es mejorar la salud sexual y reproductiva de las y los mexicanos, pero descuidan temas tan delicados como que el DIU no es apto para todas las mujeres, además de que es una intervención quirúrgica que requiere muchísima más información que un simple hashtag. Su intento de “buena fe” se ve opacado por sus descuidos que refuerzan los estereotipos de género, aquellos que han dañado tanto a nuestra sociedad como lo hacen los embarazos no deseados.

Dicha organización, tiene a su cargo otras campañas como Planifícame Esta, encargada de estereotipar a las madres solteras una y otra vez,  y de culparnos a las mujeres por traer al mundo “bendiciones” que en realidad son “irresponsabilidades nuestras”.

Planifícame esta

Gabriella Nava

Top