Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Poliamor: la novedosa pero vieja manera de enamorarse

Poliamor: la novedosa pero vieja manera de enamorarse

El poliamor tiene que ver con establecer relaciones basadas en la confianza, el respeto y la poligamia; en la sociedad es más aceptada una persona que es infiel que una que es poliamorosa.

poliamor

Lo único que sabía del poliamor es que consiste en grupos de tres personas o más que se aman y tienen sexo juntos, y cuando comencé a leer al respecto me di cuenta que podía ser poliamorosa por definirme en algún sentido.

Hace tiempo me vi involucrada en una relación así y hasta hoy sé como llamarla. Me enamoré (seré A) de una hermosa mujer que me quería (la llamaré B) y que quería a otra mujer (ésta es C) que quería a un hombre (digámosle D) que la quería de vuelta, y bueno, hasta ahí. Los cuatro sabíamos de nuestra existencia como “pareja” de nuestras “parejas”. Cuando C llamaba a B y estaba con A no había problema, podíamos pasar A y B por C mientras estaba con D y salir todos juntos a comer, tomar café o a algún museo; nos tocó caminar juntos de la mano sin ningún inconveniente.

Teóricamente, ¿qué es el poliamor?, ¿cómo funciona una relación poliamorosa? Vamos por partes, poliamor está definido así: “un neologismo que significa tener más de una relación íntima, amorosa, sexual y duradera de manera simultánea con varias personas, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los amores involucrados”.

Por lo que una relación poliamorosa significa tener conciencia del otro y su pareja dejando en claro la individualidad de cada uno y respetando las relaciones de nuestra relación. A partir de la mala información y los prejuicios surgieron muchos mitos alrededor de los poliamorosos: que son personas infieles, le huyen al compromiso, no están “definidos”, no saben lo que quieren o que es malo compartir parejas.

Es curioso cómo la gente acepta mas la infidelidad que el poliamor, las personas poliamorosas no son infieles, pues mantienen una relación de confianza y consentimiento con todas sus parejas y sí puede tener un compromiso serio con todas ellas y vivir juntos y formar una familia si así lo quieren todos. Una constancia de unión poliafectiva es cuestión de acuerdos, porque los integrantes saben lo que quieren y hacen lo que quieren: en 2012 por ejemplo, en Brasil, un hombre y dos mujeres se unieron legalmente como “trío amoroso estable”.

En 1996, nació en Washington la Polyamory Society, con el propósito de generar identidad, apoyar, defender y promover la institución social del poliamor. En su página web se ofrece un acuerdo de relación y un contrato de convivencia y se tocan temas sobre polifamilias.

A la fecha existen muchas teorías y estudios sobre el poliamor, como el de Elizabet Sheff, profesora de la Universidad del Estado de Georgia, quien actualmente escribe un libro sobre las familias poliamorosas en el que compila entrevistas de más de veinte niños de entre 5 y 17 años con padres que practican el poliamor. Tal como ha explicado a Live Science, tanto padres como hijos disfrutan de ciertas ventajas: los padres cuentan con más adultos para echarles una mano en el cuidado de los hijos y los niños cuentan con más adultos en los que pueden confiar.

En Facebook hay una página con el mismo nombre que cuenta con más de 21 mil 000 seguidores, ellos opinan que el individuo que se considera a sí mismo emocionalmente capaz de tales relaciones se define como poliamoroso, también llamado poliy, y especifica: “Este término no se aplica a las meras relaciones sexuales sin compromiso, orgías anónimas, pernoctas, amoríos, prostitución, monogamia u otras definiciones populares de intercambio de pareja”.

No está de mas estar informado, al contrarío, esto evita mitos y prejuicios, tal vez después de esto te surjan dudas y espero que así sea, así que te dejo algunos títulos referentes que pueden ayudarte a tener mas conocimiento y tal vez a iniciar una gran experiencia:

Libros:

  • Ethical Slut (Ética Promiscua), de Dossie Easton.
  • Opening Up, de Tristan Taormino.
  • Love Without Limits, de Deborah Anapol.
  • Las virtudes del poliamor, de Yves-Alexandre Thalmann.

Películas:

  • Castillos de cartón. 
  • Vicky Cristina Barcelona.
  • Y tu mamá también. 

Y como diría mi abuelita: vida sólo hay una y hay que disfrutarla. ¡Que viva el amor!

Mumm-e Toledo: @mumm_e

Top