Estás aquí
Inicio > Derechos humanos > Pensión alimenticia: la deuda de padres y Estado

Pensión alimenticia: la deuda de padres y Estado

Jueces encargados de litigos sobre pensión alimenticia podrán bloquear las cuentas bancarias de padres que se nieguen a pagar; las personas deudoras de más de 60 días de pensión alimenticia están impedidas para salir del país.

niña

En México durante 2014 más de 113 mil personas recibieron una pensión alimenticia después de su divorcio, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), sin embargo Claudia lleva 18 años luchando porque los padres de sus hijas cumplan su responsabilidad, hasta hoy, su acceso a la justicia se vio entorpecido por la complicidad entre hombres.

En 1998 Claudia dio a luz a una niña. Ese mismo día fue abandonada por su pareja, quien desde entonces evade sus responsabilidades de paternidad, por lo que ella se vio obligada a involucrarse en un proceso legal que la desgasta desde hace casi dos décadas. La única exigencia de Claudia es que Guillermo Flores Bernabé, padre de su hija mayor cumpla con su obligación. Para evadir sus responsabilidades Guillermo hizo más que solo desaparecer.

Él es vendedor de autos, cuando le llegó la notificación simplemente comenzó a facturar sus ganancias con el nombre de su nueva pareja. No se pudo demostrar el monto total de su ingreso para establecer la pensión, así que un juez civil la fijó por la cantidad de un salario mínimo. Sin embargo, Guillermo Flores desapareció.

Tras 18 años en los que Claudia luchó por sus derechos y los de sus hijas, la abogada Mónica Guzmán Lima la asesoró para interponer una demanda de abandono de menor ante la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes.

A raíz de esto se giró una orden de presentación contra Gillermo Flores, pero los funcionarios dudaron de la palabra de Claudia, le dijeron que si ella no estaba segura de que fuera él, sólo les haría perder el tiempo, como si ella pudiera confundir tan fácilmente al padre de su hija con otro señor a quien persigue desde hace 18 años para que cumpla su responsabilidad.

Los funcionarios la discriminaron por su género y por tener capacidades diferentes. Claudia tiene debilidad visual derivada de un accidente laboral años atrás, por lo que a los peritos se les hizo fácil poner en duda su palabra en cuanto a la identidad de Guillermo Flores.

Cuando al fin encontraron al demandado, su hija mayor, quien ya cuenta con la mayoría de edad, acudió al reconocimiento. Nuevamente los funcionarios no le creyeron, esta vez basados en la edad de la joven, porque para alguien que tiene apenas 18 años es muy fácil confundir a su padre con cualquier otro hombre. Gracias a la complicidad de sus congéneres, el sujeto pudo evadir nuevamente la justicia. En otra ocasión le pusieron de pretexto que el sujeto estaba sobre la banqueta afuera de su negocio y para detenerlo es necesario que esté debajo de la banqueta, por lo que, de nueva cuenta, Guillermo se salió con la suya. La justicia para Claudia no llega.

Aunque la hija mayor de Claudia ya cuenta con la mayoría de edad, esto no absuelve al deudor. En septiembre de 2015 la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) dictaminó que el pago de pensión alimenticia es retroactivo desde el nacimiento.

La Primera sala declaró que no importan los años que hayan pasado ya que el derecho de las y los hijos a recibir alimentación es imprescriptible, esto gracias a una propuesta de la entonces ministra Olga Sánchez Cordero a raíz de un amparo interpuesto por una mujer para el pago de pensión de su hija de 20 años. La Primera sala concedió el amparo bajo el argumento de que la obligación de dar alimentación a las y los hijos es imprescriptible e insustituible desde el momento del nacimiento del o la hija.

Claudia tiene otra hija de 12, su padre José Antonio Gallardo Maldonado, también evade la justicia y las responsabilidades con la menor. Claudia comenzó este año una demanda contra él igualmente por pensión. El proceso otra vez fue tortuoso para Claudia, debido tanto a la evasión de su ex pareja como por el desinterés de los funcionarios.

Al término del proceso un juez civil estableció un 20 % del salario de José Antonio con la posibilidad de que cuando él notifique suba a 30 %. Actualmente le dieron a Claudia un pago por $ 400 pesos. En este caso la actual pareja de José Antonio Gallardo hostiga telefónicamente tanto a Claudia como a su hija menor.

Claudia tiene la carrera técnica de Trabajo Social y laboró en el Instituto de Asistencia e Integración Social de la Secretaría de Desarrollo Social. Tras un accidente en el trabajo perdió la mayoría de la visión, por lo que recibe una pensión mensual de 3 mil 600 pesos, con los que tiene que mantenerse a ella y a sus dos hijas.

Tanto José Antonio como Guillermo reicieron sus vidas, tienen nuevas parejas y gozan la libertad mientras Claudia y sus hijas viven en la precariedad, esto a pesar de que en abril pasado la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia anunció que los juzgadores de todo el país pueden congelar las cuentas bancarias de los padres deudores, según su presidente Édgar Elías Azar.

En entrevista con Noticias MVS, Elías Azar dijo que de acuerdo con los códigos civiles y penales de todas las entidades, los jueces encargados de litigos sobre pensión alimenticia podrán bloquear de inmediato las cuentas bancarias de aquellos padres que nieguen sus responsabilidades parentales. Esto es posible gracias a un convenio firmado entre la Comisión Nacional Bancaria y de Valores con la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia.

Además, el de 21 de abril de este año la Secretaría de Gobernación publicó en el Diario Oficial de la Federación un decreto por el que se reformó el artículo 48 de la Ley de Migración para adicionar la fracción VI que establece que las personas deudoras de pensión alimenticia por más de 60 días están impedidas para salir del país.

Corina del Carmen

Comunicadora feminista, defensora de la alegría. Soñadora de otros mundos.

One thought on “Pensión alimenticia: la deuda de padres y Estado

Comments are closed.

Top