Estás aquí
Inicio > Mujer ilustre > Pauline Oliveros; compositora pionera de la música electrónica

Pauline Oliveros; compositora pionera de la música electrónica

Oliveros trabajó en estudios de música electrónica con los primeros sintetizadores; “Aún es cierto que, a menos que sea excelente, la mujer en la música siempre estará subyugada”.

pauline oliveros

La compositora estadounidense Pauline Oliveros es una de las más grandes figuras de la música experimental del siglo XX. Protagonista de la escena vanguardista surgida tras la Segunda Guerra Mundial, Pauline fue una apasionada de la música hasta su muerte, acontecida de 24 noviembre de 2016, a los 84 años.

“Escucha todo el tiempo y se consciente cuando no lo estés haciendo”, era su consejo. Acostumbrada a ser la única mujer en un entorno de hombres, Oliveros coincidió con otros grandes de la música contemporánea, como Terry Riley, Loren Rush o Steve Reich.

Pauline nació en 1932 en Texas. Su madre fue profesora de piano y a los nueve años le regaló su primer acordeón. Comenzó siendo multinstrumentista y después se convirtió en compositora. A principios de los 60 formó parte de San Francisco Tape Music Center, donde creó obras básicas de la electrónica algunas de las cuales todavía son localizables en antologías como Reverberations Tape & Electronic Music 1961-7 publicado por Important Records en 2012. Oliveros trabajó en estudios de música electrónica con los primeros sintetizadores.

Dos textos fundamentales reflejan su pensamiento de esa época. En el primero La poética del sonido ambiental escrito para una revista de musicología canadiense, Oliveros anotó todos los sonidos que advierte en cierto espacio de tiempo. “Deseo silencio, pero nunca se da”. En estos textos, los musicólogos ven las primeras construcciones de las atmósferas, tapices sonoros y paisajes ambientales que después se llamaría “ambient”. En el segundo texto, publicado en 1970 en The New York Times, titulado “No me llames mujer compositora” Pauline escribe: “Aún es cierto que, a menos que sea excelente, la mujer en la música siempre estará subyugada”.

A finales de los 80 Pauline acuñó el término deep listening para diferenciar entre la naturaleza involuntaria de oír y la manera voluntaria y selectiva de escuchar. Incluso fundó un instituto con ese nombre: Deep Listening Institute para desarrollar actividades, experimentos y colaboraciones basados en este concepto.

Para muchos críticos este concepto fundamental delimitó de manera teórica la diferencia entre “escuchar” y “oír”. Pauline sostenía que la receta para la felicidad radica en la conciencia sónica, que definía como “una síntesis de la psicología de la conciencia, la fisiología de las artes marciales y la sociología del movimiento feminista”.

Darina Silverstone: @DarinaSilver

Top