Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Paper Girls: Una aventura feminista de ciencia ficción

Paper Girls: Una aventura feminista de ciencia ficción

Erin es invitada a formar parte de su grupo, el cual formaron para protegerse entre ellas de asaltantes y acosadores; la primera menstruación, la identidad sexual y los roles de género terminan siendo más atemorizantes que aquello que las amenaza en el exterior.
Imagen Paper Girls

El mundo es un lugar escalofriante, más de lo que pensaba. Pero si tuviera una vida entera para intentarlo de nuevo, esa es literalmente la única cosa que cambiaría. Dejaría de estar siempre asustada de otras personas.

Desde inicios de siglo, Brian K. Vaughan viene arrasando con comics como We Stand On Guard, The Private Eye, Y: The last man y Saga. Vaughan es considerado actualmente como uno de los mejores guionistas de cómics de ciencia ficción, lo que le ha valido más de una decena de premios. Su nuevo comic, Paper Girls nos presenta un grupo de personajes femeninos que rompen con los estereotipos de género.

En la madrugada del 1 de noviembre de 1988, Erin Tieng, una niña de 12 años que parece acosada por sueños extraños, se prepara para su trabajo como repartidora de periódicos en los suburbios de Cleveland. Ahí conoce a tres repartidoras más: Tiffany, una chica negra que asiste a una escuela católica; KJ, de ascendencia judía y miembro del equipo de jockey sobre pasto; y a MacKenzie (Mac), quien viene de una familia disfuncional y es conocida por todas como la primera chica repartidora de la ciudad. Erin es invitada a formar parte de su grupo, el cual formaron para protegerse entre ellas de asaltantes y acosadores. Pero esa mañana nada volverá a ser igual.

La aparición de un extraño grupo de encapuchados que parecen empeñados en robar toda clase de aparatos tecnológicos, una extraña máquina en un sótano y el descubrimiento de un pequeño aparato con el símbolo de una manzana mordida termina conduciendo a Erin y su nuevo grupo de amigas a un viaje a través del tiempo y el espacio en el que tendrán que vérselas con soldados futuristas montados en pterodáctilos, cavernícolas con cascos de astronautas, una guerra entre adultos y adolescentes, clones malvados, viajeros del tiempo y robots gigantes, solamente para empezar. Sin embargo, también contarán con la ayuda da varias aliadas a lo largo de su viaje: la versión futura de una de ellas, una joven que ha escapado de su tribu por violar las leyes impuestas a su género, recolectores de “chatarra temporal”, etc.

Como es costumbre en las historias de Vaughan, sus personajes poseen tanto virtudes como defectos y una personalidad única y bien definida. Erin es tímida pero de buen corazón, KJ es valiente pero al mismo tiempo insegura debido a que teme sentirse atraída hacia su amiga Mac, Tiffany es sensible y se preocupa demasiado; y Mac se esconde tras una actitud ruda y llena de prejuicios aunque en realidad haría cualquier cosa por sus amigas.

Paper Girls puede parecer un tanto caótico en un principio. Vaughan no se toma la molestia de explicar qué es lo que realmente está pasando y cada número termina aportando más preguntas que respuestas. Y es que lo que sucede en la vida personal de las heroínas: la entrada a la adolescencia, la discriminación racial, los roles de género, la primera menstruación, la identidad sexual y los vertiginosos avances tecnológicos; termina siendo tanto o más extraño y atemorizante que aquello que las amenaza en el exterior.

En conjunto con el ilustrador Cliff Chiang, la obra de Brian K. Vaughan continúa publicándose cada mes (al momento de redactar esta reseña, Paper Girls cuenta con 15 números), de modo que el grupo de MacKenzie todavía tiene un largo camino que recorrer a través del tiempo y el espacio antes de poder terminar de entregar los periódicos del 1 de noviembre de 1988.

Alonso Núñez Utrilla.

3 thoughts on “Paper Girls: Una aventura feminista de ciencia ficción

Comments are closed.

Top