Estás aquí
Inicio > Política > El pito de Mancera contra el acoso callejero

El pito de Mancera contra el acoso callejero

La Colectiva Justicia Sexual convocó a la protesta del 30 de mayo porque consideran “muy desafortunado” la presentación de los silbatos como política antiacoso; se ha documentado el éxito del uso del silbato antiacoso en lugares como Nueva Zelanda y Sudáfrica.

el pito de mancera

La polémica por la medida propuesta por el gobierno de la Ciudad de México para acabar con el acoso callejero sigue haciendo ruido en las redes sociales y en los diferentes movimientos feministas que sostienen opiniones contrastantes sobre el tema.

Apenas este lunes se llevó a cabo una protesta ciudadana y de organizaciones civiles contra esta política pública, y al siguiente día ONU Mujeres se pronunció públicamente contra la campaña.

En entrevista, Tania Hernández Gordillo, integrante de la Colectiva Justicia Sexual comentó que convocaron a la protesta hecha el día lunes 30 de mayo porque consideran “muy desafortunado” la presentación de estos silbatos como política antiacoso en espacios públicos.

Les preocupa que ésta sea una “propuesta reactiva” ante las recientes protestas, como la movilización nacional contra las violencias machistas, llevada a cabo el pasado 24 de abril, en el que casi todo el país se pintó de violeta y la marea inundó nuestras calles con la exigencia de paz y alegría para las mujeres.

La colectiva considera que sin mecanismos de denuncia efectivos ésta es una estrategia aislada, e incluso banal ante el complejo panorama de acoso que vivimos las mujeres diariamente en esta ciudad, además de que nuevamente nos responsabiliza de la violencia, por lo que exigen políticas integrales.

Por otro lado, el consejo ciudadano del Instituto Nacional de las Mujeres se pronunció a favor de una comunicación no sexista sobre el tema. En entrevista con Antes de Eva, la doctora Aimée Vega Montiel, investigadora feminista, quien preside este consejo, aseguró que la medida fue sacada de contexto y aclara que la postura de las consejeras no es a favor o en contra de esta estrategia, sino que invita a contextualizar el escenario e hizo un llamado a los medios a que se abstengan de coberturas misóginas sobre el tema.

Asimismo comentó que se ha documentado el éxito de esta medida en lugares como Nueva Zelanda y Sudáfrica. Agregó que siempre debemos mantener el ojo crítico, pero también que ésta es la oportunidad de probar, que no es la única medida y hace énfasis en que otras acciones como la creación de albergues para víctimas de trata fueron invisibilizadas por la campaña.

A favor, neutras o en contra, todas son mujeres: feministas académicas, institucionales, independientes, autogestivas, mujeres que desde todos los frentes trabajan por nuestros derechos, porque así somos, diversas, multicolores; no hay un feminismo, hay muchos.

La estrategia del silbato sí se queda corta, pero entiendo que es un avance que el gobierno de la Ciudad de México reconozca la importancia y la urgencia de atender las demandas de las mujeres capitalinas.

Si bien podemos considerar que es una medida reactiva, también podemos darnos el crédito, sí, todas las que salimos ese 24 de abril a gritar, a exigir justicia. Contribuimos a que las autoridades voltearan a vernos y atendieran nuestras demandas. Todas juntas dimos esos pasos que retumbaron hasta sus oficinas y les pusieron a trabajar.

Sí, es cierto, faltan mecanismos de denuncia efectivos y sobre todo acabar con la impunidad, de nada sirve hacer escándalo con el silbato si cuando lleguemos a la hora de denunciar se nos ponen millones de trabas, pero vamos construyendo. Nadie dijo que aquí se acaba el trabajo para erradicar el acoso de las calles, ésta no es la última página.

Trabajemos juntas por estrategias integrales. Encontrémonos en afinidades. Al final todas buscamos la libertad de vivir sin miedo, de vivir completas, autónomas y felices.

Seamos tempestad que cimbra por todos lados la estructura desigual que nos violenta a todas.

Corina del Carmen

Top