Estás aquí
Inicio > Derechos humanos > “Porque nací mujer”: la declaración que incendió Facebook

“Porque nací mujer”: la declaración que incendió Facebook

María Paz Martinic utilizó Facebook para comunicar lo que las mujeres viven todos los días, sólo por ser mujeres; “he despertado cachando que estaban tratando de tener sexo conmigo estando inconsciente o derechamente haciéndolo”.

chilena mensaje en facebook

En los últimos días, la prensa internacional ha hecho eco de severos ataques contra las mujeres: las turistas argentinas asesinadas en Ecuador, la joven colombiana descuartizada en Chile y el no menos indignante hecho ocurrido en México, en donde a una reportera le bajaron la ropa interior en la calle.

Cansada, indignada y muy preocupada por estos hechos violentos, la joven chilena María Paz Martinic, decidió usar su Facebook para pedir un alto a la violencia y evidenciar todas las violaciones que las mujeres sufren en sus derechos.

“Soy María Paz, tengo 25 años, soy chilena y soy mujer.  Nací con ‘la marraqueta (pan) bajo el brazo’, fui consentida y me sé privilegiada, estudié en buenos colegios (hartos), viví siempre en una especie de burbuja pero aún así la he pasado mal, re mal.

Porque desde los 11 años he sufrido episodios de acoso callejero todos los días de mi vida, haga frío o calor, tenga jeans o buzo (ropa deportiva), use shorts o vestido, sea día o noche porque soy mujer.

Porque cuando le cuento a algún amigo que alguien me dijo ‘te voy a violar’, ‘te haría cagar’, ‘cosita más rica’, se ríen.

Porque cuando camino de noche y siento que hay alguien caminando tras de mí, lo primero que pienso es que me pueden violar, no que me pueden asaltar. Que puede que les entregue mi billetera, mi celular, mi anillo, pulsera y puede no ser suficiente para que no me toquen.

Porque cuando paso por los quioscos y veo La Cuarta, hay una mina (chica) en bikini mostrando el culo en la portada, siempre, porque no se puede vender un diario sin un culo.

Porque los suplementos de La Cuarta -un periódico- son más hardcore que los de Playboy, una revista erótica.

Porque cuando veo que hay una deportista (en especial tenistas), se destaca su belleza y no su juego, porque en las entrevistas les piden una vuelta, la colita.

Porque cuando invito a un amigo a comer o a tomar y pido la cuenta, se la dan a él, siempre. Cuando la tomo y pago me hacen comentarios tipo ‘qué modernas que están ahora’, ‘qué bueno que una mujer pague’, ‘una mujer pagando la cuenta’.

Porque he tenido amigos que se me han insinuado sexualmente o derechamente me han ofrecido sexo, cuando me niego se han enojado, me han insultado o me han tirado una talla (broma) suave  tipo ‘cuando estís curá (borracha) alguna vez, te voy a violar, ya sabís ya’. Y se ríen, porque OBVIO que es chistoso que te amenacen con violarte.

Porque cuando estoy bailando y se me acerca un hombre para que baile con él miento, por default. Que no puedo dejar a mi amiga sola, que tengo pololo, que soy lesbiana porque me cuesta decir que no, porque nos enseñan a mentir antes que decir NO.

Y yo que soy capaz de mentir sólo para no decirle que no quiero bailar con él porque es malo, porque no me gusta, porque no quiero. Pero a él no le duele decirme ‘maraca’, ‘ándate a la chucha’ o el típico ‘y pa qué venís entonces si no querís bailar?’.

Porque he tenido parejas que me han tocado mientras dormía, porque me he despertado cachando que estaban tratando de tener sexo conmigo estando inconsciente o derechamente haciéndolo. Y se disculpan diciendo que pensaban que yo estaba despierta. Eso por cierto, también es violación.

Porque luego de eso, tenís que darte media vuelta e intentar dormir. Nunca más vuelves a descansar.

Por las veces en las que mi pareja me obligó a tener sexo, porque ‘ya po’, porque él lo necesitaba (‘un hombre tiene necesidades’), porque me hacía sentir culpable, porque yo no lo quería de verdad y cedí, odiándome en el proceso cuando me falté el respeto y me pasé a llevar.

Porque cuando hablamos de política es siempre más importante hacer notar que Bachelet es gorda, muy gorda, es una ‘Chanchelet’ antes que si quiera hablar de su incapacidad para tomar las riendas en La Moneda, de cumplir con su programa de gobierno o de dar declaraciones claras.

Porque me tratan de ‘feminazi’ cuando hablo del aborto libre, de la necesidad de una ley contra el acoso callejero, de la desigualdad, el sexismo o de que los hombres gozan de privilegios que normalizan al punto de no saber que los tienen.

Porque cuando rebato el punto de alguien me mandan a la cocina, ‘a limpiar’ o a hacerle un sandwich.

Porque me enerva, me enchucha cuando leo la expresión ‘sácate la arena de la vagina’ para decir que alguien es grave. Me duele el doble leerlo de una mina, ¿QUÉ ES ESA HUEÁ POR FAVOR?

Porque me molesta harto cuando hablan de fútbol y se refieren a las hinchadas como ‘madres’, ‘monjas’ y ‘zorras’, siempre en femenino, siempre mujeres.

Porque cuando una se queja del acoso me tachan de alaraca, de que exagero y que en un futuro cuando los hombres dejen de acosarnos lo vamos a extrañar, vamos a echar en falta que un completo desconocido se sienta con la autoridad de opinar sobre nuestros cuerpos y nos cosifique en el espacio público (lascivamente).

Porque me da lata escuchar que cuando a una mina le va bien, es porque se acostó con su jefe, seguramente. Cuando está pesá es porque le falta sexo. Cuando no tiene hijos no puede realizarse como mujer y si está soltera, debe ser miserable o debe estar fallá.

Porque me da vergüenza cuando las minas hablan de que ‘ellas INCLUSO/TAMBIÉN se hacen cargo de SUS gastos’ loco, son TUS gastos, obvio que tenís que hacerte cargo, no erís una maravilla ni es un favor que le estás haciendo a tu pareja, es tu obligación.

Porque me da la chiripiorca cuando leo los empates, ‘a los hombres también nos acosan, nos pegan, nos discriminan’, ‘cuando yo voy a una disco tengo que pagar por ser hombre’. No estoy diciendo que la violencia al hombre no exista sólo que no porque exista significa que nosotras no somos violentadas. No porque ustedes TAMBIÉN sufren significa que nuestras injusticias no valen.

Y esa hueá, ese odio por el feminismo, no lo entiendo ¿qué duele? ¿Duele que se llame FEMINismo? Se quejan de que el feminismo nos divide, de que hay que abogar por la igualdad, ‘no al machismo y no al feminismo’, léanse, en serio, de qué me estai hablando.

Nos han hecho mierda, nos han mutilado los genitales, nos han tratado como propiedad de padres y esposos, nos mataron por brujas, por putas, por querer estudiar, por querer trabajar, por querer votar, por querer ganar lo mismo, por querer usar anticonceptivos, por disfrutar el sexo, por negarnos a las violaciones y cuando reclamamos … el feminismo es el problema.

¿Y las mujeres que no se consideran feministas? Sin la volá del anarquismo, porque eso sí que no es feminista pero porque no concibe al género, así de radical, así de utópico y así de perfecto.

Me quedo con algo que hace un tiempo me contó mi vieja, dijo que mi viejo le confesó en un momento que su mayor miedo como papá era que yo no tenía miedo.

Que eso lo torturaba cuando yo viajaba sola a Europa, por ejemplo, que no dormían hasta que no llamaba para decir que estaba bien. Porque sé bien que su miedo no era que perdiera un vuelo, que me robaran la plata o el pasaporte, el miedo era que me violaran, que me raptaran, porque soy mujer.

Porque gracias a la universidad de la vida, conocí mujeres en mi facu, de sociología que me enseñaron lo que era feminismo, lo que no me enseñaron en mi casa, en todos los colegios, en la universidad me lo enseñaron ellas.

Palabras como misandría, heteronormatividad, objetivación, cosificación, patriarcado, matriarcado, machismo y hembrismo (teórico) se añadieron a mi vocabulario. GRACIAS.
Y ahora que lo entiendo ya no tengo miedo, tengo rabia.

Porque soy chilena, tengo 25 años, he vivido en una burbuja y la he pasado mal, no imagino cómo deben haber sufrido otras que la han tenido difícil ¿por qué? Porque tenemos vagina, porque nací mujer.
Nada que celebrar, ni una menos y ni un paso atrás”.

nueva mujer

Top