Estás aquí
Inicio > Mujer ilustre > Mujeres creando y hombres llevándose el crédito (Parte 1)

Mujeres creando y hombres llevándose el crédito (Parte 1)

Charles Anan fue a la tienda para examinar la máquina de Margaret y se robó su proyecto; Alice Guy fue opacada por su propio esposo quien se llevó el crédito de sus películas.

Lisa Meitner

“Detrás de un gran hombre hay una gran mujer”, ya deberíamos saber que este dicho a menudo significa que un hombre presentó el trabajo de una gran mujer como suyo. A lo largo de la historia han existido mujeres brillantes, revolucionarias e innovadoras, pero que no tienen renombre porque algún hombre se llevó el crédito de sus creaciones. Gracias a estas mujeres conocemos el mundo como es, aunque nunca hayamos oído de ellas antes:

1. Margaret Knight inventó la máquina de bolsas de papel en 1868.

Mientras Margaret Knight trabajó en la Columbia Paper Bag Company, pensó en la posibilidad de crear una máquina que creara bolsas de fondo plano, mucho más rápida de crear que el lento proceso de montaje manual.

Margaret Knight

En pocos meses, creó un modelo de trabajo y lo llevó a una tienda local para refinar su máquina, después se trasladó a Boston para trabajar con dos maquinistas en ella.

Un hombre llamado Charles Anan fue a la tienda para examinar la máquina de Margaret. Cuando ella por fin presentó la patente, su solicitud fue rechazada porque ya se le había dado a Anan.

El hombre demandó y ganó.

 

 

2. Alice Guy fue la primera directora de cine.

Alice Guy realizó más de 100 películas a principios de 1900, antes de casarse con el director del estudio de producción para el que trabajó, Herbert Blaché. Ella se convirtió en la primera propietaria del estudio de cine femenino que inauguró Solax Studios en 1910.

Alice Guy

Alice apostó por los papeles anti estereotipos de género en la pantalla, décadas antes de que el término “rol de género” entrara en el léxico popular. En una película, se le ocurrió la de idea de “un mundo en el cual las mujeres florecieran en papeles tradicionalmente masculinos mientras que los hombres se retorcieran bajo opresión”.

Irónicamente, su nombre se olvidó y su marido recibió el crédito por su trabajo visionario en el cine. Él abrió un estudio después de ella y la convenció de fusionar ambas compañías, así como de dejar su nombre a la vanguardia.

En 1920, la autora Carolyn Lowrey publicó The First One Hundred Noted, hombres y mujeres de la pantalla y dedicó una página al legado de Herbert Blaché, sin mencionar a Alice. La autora mencionó algunas de sus películas, pero simplemente atribuyó los créditos a Herbert Blaché.

3. Elizabeth Magie inventó el Monopoly en 1903.

Elizabeth Magie vivió una vida muy inusual para su época. Se mostró abiertamente como una mujer interesada en la política, y además se casó hasta los 44 años.

En 1903 diseñó un juego llamado “Landlord’s Game” para protestar contra los grandes monopolistas como Andrew Carnegie y John D. Rockefeller. Elizabeth Magie Monopoly

Más de tres décadas después, un hombre llamado Charles Darrow reclamó una “versión de él como suya”, y vendió su juego a Parker Brothers. Darrow ganó millones por el juego que hoy conocemos como Monopoly, mientras que Magie sólo recibió 500 dólares.

 

4. Lise Meitner descubrió la fisión nuclear en los años 30.

Cuando Adolf Hitler llegó al poder en 1933, la física austríaca Lise Meitner era directora en funciones del instituto de Química. Lise MeitnerFinalmente tuvo que huir, pero mantuvo contacto con el químico Otto Hahn. Las cartas entre los dos muestran que descubrieron la fisión nuclear juntos en los años treinta.

A Lise Meitner se le negó el debido crédito porque era judía y refugiada. Hahn, quien se mantuvo fiel a los nazis, más tarde ganó el Premio Nobel por esta obra, pero se negó a dar crédito a Meitner.

Esta historia es considerada uno de los más evidentes ejemplos de hallazgos científicos hechos por mujeres y pasados por alto por el comité del Nobel.

 

5. Nettie M. Stevens descubrió que el esperma del hombre determina el sexo de los y las bebés.

En la primera década de 1900, la científica Nettie M. Stevens descubrió que los espermatozoides llevaban cromosomas X y Y, mientras que las mujeres sólo llevaban cromosomas X en los óvulos, lo que la llevó a la conclusión de que el sexo del bebé está determinado por el esperma masculino.

Nettie M. Stevens

Otro científico llamado Edmund Beecher Wilson llegó de forma independiente a la misma conclusión en torno a la misma época que Stevens, y presentó su artículo a The Journal of Experimental Zoology 10 días antes de ella. Wilson incluyó una nota de pie de página que él era consciente de las conclusiones de Stevens.

Según un artículo publicado por el físico e historiador Stephen G. Brush, “La relación científica y cronológica entre sus contribuciones rara vez se ha especificado, y el papel de Stevens, quien murió en 1912 antes de que pudiera alcanzar una reputación comparable a la de Wilson, a veces ha sido olvidada”.

 

6. Chien-Shiung Wu descubrió la ley de la paridad en 1950.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la doctora Chien-Shiung Wu se unió al Proyecto Manhattan, el proyecto secreto del ejército para desarrollar la bomba atómica en la Universidad de Columbia.

Chien-Shiung Wu

Continuó su trabajo en Columbia cuando terminó la guerra junto con dos colegas hombres, los doctores Tsung-Dao Lee y Chen Ning Yang. Wu derrocó una ley de simetría en física llamada Principio de Conservación de la Paridad. Según el Museo Nacional de Historia de la Mujer, Wu observó que hay una dirección preferida de emisión, lo que refutó lo que entonces era una “ley de la naturaleza ampliamente aceptada”.

En 1957, los hombres recibieron el Premio Nobel por su avance. Wu fue excluida del premio.

Redacción

One thought on “Mujeres creando y hombres llevándose el crédito (Parte 1)

Comments are closed.

Top