Estás aquí
Inicio > Medio ambiente > Mujeres al rescate del Ártico

Mujeres al rescate del Ártico

Mujeres de diversas profesiones se adentraron en la última frontera del mundo para la campaña Salva el Ártico; la capa de hielo que rodea el Ártico y los mares aledaños se redujo drásticamente en las últimas décadas.

Hielo Ártico

Ante la situación de emergencia que implica el deshielo en el Ártico, mujeres expedicionarias de la organización internacional Greenpeace encabezaron en 2015 la campaña Salva el Ártico, en respuesta de la destrucción de este ecosistema gravemente afectado por el cambio climático, la industria extractiva y la pesca industrial.

Mujeres de diversas profesiones se adentraron en la última frontera del mundo para conocer a las culturas indígenas que viven y dependen de los recursos de este ecosistema, así como para impulsar el apoyo global para que la Convención para la Protección del Ambiente Marino del Noreste Atlántico (OSPAR) asegure la primera área marina protegida en el océano Ártico, el cual es el más desprotegido del planeta, señaló Greenpeace.

La actriz Elena Anaya, la ex nadadora Gemma Mengual, la periodista Marina Aizen, junto con las integrantes de Greenpeace Pilar Marcos, bióloga marina Coordinadora de la campaña Salva el Ártico y Laura Pérez, periodista Directora de Comunicación de la división española de la organización, viajaron hasta el lago helado de Inari en Finlandia y el mar de Barents en el Ártico noruego en una expedición para mostrar al mundo la situación de esta región.

Durante este viaje las aventuraras constataron la huella que el cambio climático dejó en los hielos perpetuos (que ya no lo son). En enero de 2015 la extensión de hielo ártico fue la tercera más baja de ese mes de 1979, se estima que en los últimos 30 años se perdió cerca de un 75 % del volumen de hielo marino de verano.

Recientemente la Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés), informó que la capa de hielo que rodea el Ártico y los mares aledaños se redujo drásticamente en las últimas décadas.

Una comparación del estado del océano en septiembre de 1984 con el mismo mes de este año reveló que el hielo mas antiguo está desapareciendo ante la subida de temperaturas en el verano. Este deshielo produjo la pérdida de hasta 4 millones de kilómetros cuadrados de hielo, reportó El Mundo.

Redacción

Top