Estás aquí
Inicio > Nuestro cuerpo > Mujeres al grito de fiesta

Mujeres al grito de fiesta

La cruda no es más que el cuerpo resentido y deshidratado por la fiesta de anoche, toma precauciones, aquí te decimos cómo; por nada del mundo tomes aceite de oliva para evitar embriagarte, podrías causarte una severa úlcera gástrica.

mujeres de fiesta

“Me tomé 45 mil litros de tequila, por eso, soy mitad sangre y mitad tequila”,

Chavela Vargas.

Últimamente he asistido a un sinnúmero de fiestas, y en todas ellas me he encontrado con mujeres que “saben tomar” y con saber tomar me refiero a que pueden seguir la fiesta por dos días sin ningún problema de resaca. ¿Imposible? Claro que no, todo está en cómo nos preparamos para la fiesta, y sí, aunque suene chistoso, esto necesita una preparación para no terminar haciendo el ridículo o sentir que morimos al otro día.

Nuestro cuerpo tiene una capacidad enorme para absorber líquidos, pero cuando bebemos alcohol intoxicamos nuestro cuerpo, así que éste se protege segregando enzimas que metabolizan y desecha las toxinas. El etanol funciona como diurético, por eso te ves obligada a orinar constantemente cuando tomas. También origina la sed imparable del día siguiente, porque nos deshidratamos de manera extrema.

Por supuesto que las inolvidables parrandas se las debes agradecer a tu hígado, ya que él se ocupa de procesar tu trago favorito toda la noche. Mientras trata de eliminar los acetaldehídos y acetatos deja de producir glucosa, eso te provoca sueño, lentitud, mareo, te insensibiliza y afecta tu coordinación —que no te extrañe encontrarte uno que otro moretón que no sabes cómo demonios surgió. El vomito es simplemente irritación estomacal, evita comer alimentos picosos y/o grasosos o de verdad despertarás abrazada al escusado.

Ya que sabemos lo que sucede en nuestro cuerpo mientras somos las reinas de la fiesta, tomemos acción sobre esto para no perder el glamour. Lo primero: no te excedas, no necesitas beber como loca para pasarla bien; evita tomar bebidas muy elaboradas (que contengan demasiada azúcar), éstas confundirán mucho más a tu hígado y perderás el control muy rápido; bebe mucha agua antes de empezar, esto evitará la deshidratación de tu cuerpo, pues eso es la cruda; evita irritantes, ademas de sentir nauseas, te producirán desagradables gases, mal aliento y gastritis.

Es una muy mala idea tomar aceite de oliva o alguno similar con la finalidad de recubrir tu estomago para que “no te pegue tanto el alcohol”, si haces esto, te provocarás una úlcera gástrica ya que el aceite no recubre de manera uniforme las paredes del estomago.

Si ya estás cruda, pues te recomendamos que descanses, evita hacer ejercicio (te podría dar un fuerte dolor de estomago), además, nuestro cerebro tarda en recuperar su estabilidad motriz y coordinación. Si mueres de sed bebe electrolitos o agua de coco —que tiene potasio— come fruta, prepárate un pan con crema de cacahuate, porque contiene niacina que ayuda a la metabolización del alcohol, o el siempre incondicional caldo de pollo, que repone líquidos y sodio.

También toma precauciones externas: si bebes no manejes, viaja en taxis de sitio o en el mejor de los casos, Uber; lleva sólo lo necesario a la fiesta como IFE, llaves y dinero, así no sufrirás pérdidas ni te expondrás a los malos vicios de los “amantes de lo ajeno”.  Evita pasar un mal rato cuando puede ser una gran experiencia a lado de tus amigos.

“La vida es corta. Rompe las reglas, perdona rápido, besa lento, ama de verdad, ríete sin control”.

Mumm-e Toledo: @mumm_e

Top