Estás aquí
Inicio > Derechos humanos > Movimiento Laico Nacional: en defensa de los derechos humanos

Movimiento Laico Nacional: en defensa de los derechos humanos

La sociedad civil de diferentes entidades del país se organizó para formar el Movimiento Laico Nacional en defensa de los derechos; el PAN, el PRI y el PES fueron los principales partidos que avalaron estas iniciativas conservadoras.

Manifestantes con pancarta

La cruzada conservadora contra los Derechos Humanos presentó una iniciativa de reforma al artículo cuarto constitucional para proteger la vida desde la fecundación y para mantener la esencia heterosexual del matrimonio, lo que viola los derechos de las mujeres y las personas homosexuales establecidos en convenios y tratados internacionales a los que está sujeto el gobierno mexicano.  A raíz de esto la sociedad civil de diferentes entidades del país se organizó para formar el Movimiento Laico Nacional (MLN) en defensa de los derechos que actualmente están consagrados en ese artículo constitucional.

La agencia informativa Cimac Noticias reportó sobre los movimientos sociales a favor del estado laico en Sonora, Jalisco y Morelos.

En Jalisco se llevará a cabo un foro sobre el Estado Laico convocado por la Univsersidad de Guadalajara (UDG), el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente, el Colectivo Lésbico Tapatío, Colectivo Calle Sin Acoso y el Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, detalló María Guadalupe Ramos Ponce, integrante del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM).

En Sonora se realizarán marchas pacíficas en Hermosillo y jornadas informativas sobre el Estado laico, así como para explicar por qué esta iniciativa atenta contra los Derechos Humanos. Entre las acciones a favor del MLN se enviarán una carta a la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano para exigirle respeto a la laicicidad y la modificación de la constitución local para permitir los matrimonos entre personas del mismo sexo, explicó Luz Alba Carillo Kimball, colaboradora del Área Jurídica de Diversidad.

Por su parte en Morelos grupos civiles afines al MLN preparan un documento en el que argumentan a las y los legisladores los motivos por los que deben rechazar la iniciativa presentada en la Cámara por la diputada Norma Edith Martínez Guzmán, expresó Patricia Bedolla Zamora, integrante del Comité de Diversidad Sexual de esa entidad.

Las activistas coincidieron en que los movimientos conservadores pretenden la imposición de sus ideologías a través de la manipulación masiva mediante información engañosa que persuade a la población de rechazar las reformas progresistas que se dirigen a cumplir con los estándares internacionales en cuanto a Derechos Humanos.

La agencia también publicó la lista de las y los legisladores que avalaron esta iniciativa conservadora entre los que se encuentran 25 diputadas y 23 diputados de los cuales  25 pertenecen al Partido Acción Nacional (PAN),  10 al Partido Revolucionario Institucional (PRI), siete al Partido Encuentro Social (PES), cuatro al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), uno del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y una diputada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Proteger la vida desde la fecundación contraviene lo establecido en la Constitucion desde 1974 respecto al derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el esparcimiento de las y los hijos.

Además va en contra a los estándares internacionales en cuanto a Derechos Humanos, en el pasado mes de febrero la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció al aborto como un derecho humano al considerar responsable a un Estado de no garantizar acceso a un aborto legal y seguro por el caso de una joven en Perú a quien se le negó la interrupción del embarazo, a pesar de que el feto tenía anencefalia, lo que es una causal de aborto legal en ese país.

A pesar de esto, En México a partir del año 2008, 18 entidades federativas reformaron sus constituciones locales para criminalizar a las mujeres que abortan.

“La penalización obliga a la mujer embarazada, a la que tiene dinero, a que vaya a otro país a abortar, y si no tiene dinero, a ir a un aborto clandestino donde está en riesgo su vida. La única opción que le queda es que si va a los servicios públicos terminará yendo a la cárcel. Esas son las tres alternativas”, sentenció Víctor Manuel Rodríguez Rescia, integrante del Comité de expertos de Naciones Unidas sobre el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y agregó que “la penalización del aborto pone en riesgo la integridad de las personas que no tienen ninguna alternativa”.

Fotografía: Miguel Dimayuga

Redacción

Top