Estás aquí
Inicio > Ciencia y tecnología > ¿Por qué las mexicanas nos alejamos de la ciencia?

¿Por qué las mexicanas nos alejamos de la ciencia?

De los 52,4 millones de mexicanos ocupados en el rubro de telecomunicaciones solo 22.8% son mujeres; una fuerza de trabajo diversa e inclusiva genera mejores resultados.

Las iniciativas para impulsar la incorporación a carreras relacionadas con la tecnología no han logrado aún subsanar la brecha existente entre hombres y mujeres en el sector de telecomunicaciones.

De acuerdo a información proporcionada por el INEGI en su sistema sobre la ocupación y el empleo de los mexicanos, de los 52,4 millones de mexicanos ocupados en el rubro de telecomunicaciones solo 22.8% son mujeres.

Esto resulta preocupante ya que también representa un retroceso respecto a las cifras reportadas a principios de año, en que nuestro país presentaba crecimiento lento, pero sostenido, en la incorporación de las mujeres en sectores de tecnología e información.

Una manera de generar mayor inclusión en las mujeres en el mundo laboral sería promover las carreras relacionadas con tecnología entre el grupo poblacional de estudiantes que están por elegir licenciaturas, maestrías y doctorados, ya que en estas áreas (TIC) solo el 27% de las solicitudes son de mujeres.

Las cifras en el mundo son muy parecidas, según se dio a conocer en el informe Cracking the code: Girls’ and women’s education in science, technology, engineering and mathematics (STEM) (Descifrando el código: Educación de jóvenes y mujeres en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés): las mujeres representan solo 35% de los estudiantes de campos relacionados con ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas y aunque las mujeres obtienen mejores resultados en matemáticas en 3º grado de educación primaria, en la mayoría de los países de América Latina, pierden esta ventaja en 6º grado.

Estos datos resultan alarmantes pues expertos dentro de la ciencia han comprobado que una fuerza de trabajo diversa e inclusiva genera mejores resultados. Por ejemplo, la mujer que creó cosméticos tecnológicos que le devolvieron la independiencia a personas con discapacidad.

Periodista, cuenta cuentos y feminista. A veces mezcla.

Top