Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Madres: el concepto de servidumbre obligatoria

Madres: el concepto de servidumbre obligatoria

El 96.7% de las madres que trabajan fuera de casa también realizan labores de trabajo doméstico; una madresposa se define por la servidumbre voluntaria, en el ser para y de otros.

madres

No estamos diciendo que la elección de ser madre sea algo malo, lo negativo son las expectativas que tiene la sociedad sobre las mujeres que tienen hijos. Las madres son personas completas, no seres encargados de servir a los demás.

La académica Marcela Lagarde habló sobre el rol de la madresposa en su libro Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas. Para ella, todas las mujeres, desde que nacen, son consideradas madresposas y esto no tiene que ver directamente con la maternidad sino con su rol en la sociedad. Una madresposa se define por la servidumbre voluntaria, en el ser para y de otros; por lo tanto, una mujer nunca tiene un logro propio.

Esto suele relegar a las mujeres en distintas áreas como: el trabajo, la ciencia, el arte o el deporte, (así como pasó con la esposa de Stephen Hawking). De hecho, en México las mujeres solo ocupan el 31% de los puestos de alta dirección y solo el 7% de los miembros de la junta directiva de las empresas, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Además, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) afirma que el 96.7% de las madres que trabajan fuera de casa también realizan labores de trabajo doméstico.

El concepto de madresposa también es evidente en el tratamiento de las notas sobre mujeres deportistas o artistas pues se habla constantemente de su maternidad y labores de cuidado en vez de sus logros personales, (aquí pudes ver un ejemplo de ello). Y no se trata de que ellas no sean felices con esa parte de su vida, sino de que esto no sucede con sus contrapartes masculinas y que los medios representan un único destino para las mujeres. No todas desean o pueden ser madres.

Nuestros atributos biológicos no deberían ser determinantes en el rol que ocupamos en la sociedad. ¿Qué opinas tú? ¿Te has sentido presionada para tener hijos? Si ya los tienes, ¿te han criticado por no ser una “madre perfecta”?

Estudié Comunicación, pero mis dos superpoderes son: dormirme cuando algo no me interesa y hacer enojar a la gente cuando analizo temas sociales.

Top