Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > El machismo nunca ha salvado a nadie, tampoco en el Titanic

El machismo nunca ha salvado a nadie, tampoco en el Titanic

“Mujeres y niños primero” es un mito que no siempre está relacionado con la realidad; Smith sabía muy bien que el Titanic se dirigía directamente a una zona de iceberg, pero decidió ignorarlo.

Oh los antifeministas, tan ocurrentes como siempre. Ahora, el nuevo meme que está viralizándose tiene que ver con el hundimiento del Titanic y la aparente necesidad del machismo en nuestra sociedad.

Según quienes comparten la imagen, hay mucho que agradecerle al machismo pues si no fuera por éste las mujeres hubieran muerto en la noche del 14 de abril de 1912.

Si bien es cierto que se salvó el 70% de las mujeres que iban en el barco, quienes comparten la imagen no han buscado más datos sobre el accidente y sólo quieren demeritar el feminismo o hacerlo ver como una guerra de hombres contra mujeres para ver quién sufre más. No se trata de eso.

Para empezar, por el machismo se asesinan 7.5 mujeres al día en México, según cifras de la ONU. Además, la salvación de las mujeres en el Titanic también tiene que ver con un tema de clase social porque la mayoría de mujeres, niños y niñas que sobrevivieron fueron los que estaban en primera clase.

La mitad de las mujeres de clase baja murieron y sólo el 31% de los niños y niñas de ese estrato fueron salvados. Ser mujer no es un pase automático para sobrevivir en los accidentes. De hecho, hay registros de otros casos, como el hundimiento del Lusitania, en donde cada quién vio por su propio bienestar. Hombres y mujeres de16 a 35 años se preocuparon por salvarse a sí mismos más que por ver quién necesitaba ayuda en el momento de crisis.

Este cambio de comportamiento tan drástico se debe a distintos factores. El primero es el tiempo que tomó el hundimiento; el Titanic tardó 3 horas y el Lusitania 20 minutos. La gente del Titanic tuvo tiempo para recobrarse de la sorpresa y recordar su educación, la del Lusitania no, sólo quería salvar su vida a toda costa. Además, los pasajeros del primer barco pensaban que quizás serían rescatados más tarde, los del segundo conocían la primera tragedia y sabían que eso no ocurriría jamás. Por lo tanto, no desperdiciaron la oportunidad.

Además, los errores del capitán Edward Smith tuvieron mucho que ver con la destrucción del barco. Smith sabía muy bien que la nave se dirigía directamente a una zona de iceberg en su viaje de Southampton a Nueva York. A pesar de esto, decidió cenar con pasajeros ricos y acostarse temprano, dejando al primer oficial William Murdoch con la responsabilidad de esquivar el hielo.

Así que no se engañen ni busquen pretextos que no tienen relación con su contexto político y social. El machismo nunca ha salvado a nadie.

Estudié Comunicación, pero mis dos superpoderes son: dormirme cuando algo no me interesa y hacer enojar a la gente cuando analizo temas sociales.

Top