Estás aquí
Inicio > Nuestro cuerpo > Lunes negro: contra la criminalización del aborto en Polonia

Lunes negro: contra la criminalización del aborto en Polonia

Este jueves 6 de octubre, el parlamento polaco rechazó el veto total al aborto; organizaciones feministas en Polonia estiman que 150 mil mujeres abortan al año.

aborto en polonia

Miles de mujeres vestidas de negro protestaron el pasado 3 de octubre en Polonia para oponerse a la ley tramitada en el Parlamento, que planeaba prohibir del todo el aborto e imponer penas de cárcel a quienes lo practiquen; el día fue designado “Lunes negro” y algunas empresas incluso dieron el día libre a sus empleadas para mostrar su solidaridad con la propuesta.

Distintos colectivos convocaron a una huelga general: Varsovia, la capital, fue el escenario de las principales protestas que empezaron desde las primeras horas de la mañana. Como resultado, este jueves 6 de octubre, el parlamento polaco rechazó el veto total al aborto.

El partido gobernante, Ley y Justicia, es nacionalista y conservador y logró mayoría absoluta en 2015; los mensajes de la manifestación se pronunciaron a favor de la libre elección. La actual legislación polaca, que data de 1993 y es considerada una de las más restrictivas de Europa, sólo permite la interrupción del embarazo en caso de violación o incesto, cuando representa un riesgo para la salud de la madre y cuando el feto presenta malformaciones graves. Los datos oficiales indican que alrededor de mil polacas abortan cada año en el país, aunque organizaciones feministas como la Federación para la Mujer y la Planificación Familiar creen que la cifra real se sitúa en 150 mil casos.

Desde el Gobierno, el ministro de Exteriores, Witold Waszczykowski, dijo a la cadena TVN24 que “el Ejecutivo polaco está abierto a un debate serio sobre el aborto, la vida y la muerte”, y destacó que “una cuestión de semejante seriedad no pude limitarse a protestas callejeras, disfraces y lemas estúpidos”, como la protesta “marginal” que tuvo lugar la semana pasada.

En Czestochowa, quizá la ciudad más católica del país, el ayuntamiento indicó que el 60 % de sus trabajadoras se había negado a ir a trabajar.

El viceprimer ministro de Polonia, Jaroslaw Gowin, reconoció que las protestas masivas hicieron reflexionar a su partido “Ley y Justicia”.

Fotografía: National Public Radio

Darina Silverstone: @DarinaSilver

Top