Estás aquí
Inicio > Política > Interpol en busca de “Los Porkys”

Interpol en busca de “Los Porkys”

Diego Cruz reside actualmente en España, mientras que Capitaine y Cotaita es probable que se encuentren en el estado de Texas, Estados Unidos; si alguno de los jóvenes es detenido por la policía local, ésta deberá ponerlos a disposición de las autoridades migratorias correspondientes.

Un grupo de mujeres levantan pancartas en contra de la impunidad del gobierno de Duarte en Veracruz

La Policía Internacional (Interpol) difundió en su sistema electrónico las fichas rojas de identificación de Enrique Capitaine, Jorge Cotaita y Diego Cruz, tres de los cuatro jóvenes veracruzanos conocidos como “Los Porkys de la Costa de Oro”, supuestos culpables de violar a Daphne Fernández, en enero de 2015, informaron fuentes de gobierno.

Según fuentes de La Jornada, el Juzgado 20 Penal de Veracruz emitió, el martes 12 de abril, tres órdenes de aprehensión contra los exalumnos del Rougier, uno de los institutos más exclusivos del estado. El aviso a la Interpol sucedió después de una serie de manifestaciones y protestas en contra de la impunidad que rodea al caso, debido a que los supuestos responsables del crimen son hijos o parientes de políticos y empresarios influyentes en la región.

Pese a estar en medio de un proceso de investigación judicial, las autoridades mexicanas permitieron que los fichados abandonaran el país. Con el apoyo del órgano de seguridad internacional, se planea buscar en más de 100 naciones a los sospechosos prófugos, aunque algunos familiares de los acusados comentaron a diversos medios de comunicación nacionales que en realidad los jóvenes dejaron México por razones académicas que no tenían relación con su situación legal; además, emprendieron una campaña de desprestigio en contra de los quejosos.

De acuerdo con el diario El País, Diego Cruz reside actualmente en Bilbao, España, mientras que Capitaine y Cotaita es probable que se encuentren en el estado de Texas, Estados Unidos. Si alguno de los jóvenes es ubicado y detenido por la policía local, ésta deberá ponerlos a disposición de las autoridades migratorias correspondientes, con el fin de iniciar el proceso de extradición.

España y Estados Unidos confirmaron el apoyo de la Interpol. Gerardo Acosta, el cuarto involucrado en la violación de Daphne, todavía no tiene alguna notificación en su contra. Los testimonios lo identifican como el conductor del automóvil en el que se trasladó a la joven en contra de su voluntad.

Cabe recordar que el caso ocurrió en enero de 2015. Los miembros del grupo conocido como “Los Porkys de la Costa de Oro” salieron en un Mercedes de una fiesta en la que conocieron a Daphne; la obligaron a abordar el vehículo y la violaron en la residencia de uno de ellos. Un año después el asunto salió a la luz pública porque las condiciones que el padre de Daphne impuso para reparar el daño no se respetaron.

Fotografía: El País

Redacción

Top