Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > #LashEquality: maquillaje para diversos mercados

#LashEquality: maquillaje para diversos mercados

Nura es la primera representante de esta marca que usa hijab, prenda que cubre el cabello y el cuello; de acuerdo con la tradición las mujeres a partir de la adolescencia eligen llevar este velo, tanto por motivos religiosos como culturales.

#LashEquality

La marca de cosméticos CoverGirl con su campaña #LashEquality intenta crear una imagen mercadológica más diversa para abarcar todo tipo de mercados. Con esta campaña pretende ganar consumidores masculinos e incluso potenciar sus ganancias entre las mujeres islámicas.

En el marco de #LashEquality la empresa de cosméticos anunció a nuevas embajadoras como Sophía Vergara (para llegar al público latino), las hermanas Chloe y Halle (para consumidoras afrodescendientes), el bloguero James Charles con el que pretenden ampliar el mercado del maquillaje a los hombres, y recientemente anunció como integrante de esta campaña a la bloggera Nura Afia, como representante de las mujeres musulmanas.

Nura es la primera representante de esta marca  y la única de la campaña #LashEquality que usa hijab, prenda que cubre el cabello y el cuello dejando descubierto el rostro que es tradicional entre las mujeres musulmanas y practicantes del islam.

De acuerdo con la tradición, las mujeres a partir de la adolescencia eligen llevar este velo, tanto por motivos religiosos como culturales, para distinguirse. La primer referencia a esta tradición se encontró en un texto Asirio del año 13 antes de nuestra era en el que se describe su uso reservado para mujeres respetables y de élite en la antiguo imperio Greco-Romano, en la Iran pre islámica y en las sociedades bizantinas.

En el siglo XVI este velo se estableció como símbolo de estatus social entre las musulmanas y desde el siglo XIX la cultura musulmana lo adoptó como una prática cultural más allá de una simple práctica islámica, de acuerdo con información del sitio de la Universidad de California del Norte, Arabs in America.

A pesar de que el principal propósito de usar hijab según la tradición es atraer la menor atención posible, las mujeres islámicas modernas combinan esta prenda con las modas occidentales, cuyo propósito es el contrario, llamar la atención.

Esta fusión de estilos cada día es más común alentado por este tipo de campañas, así como por diseñadoras como Hana Tajima Simpson, por bloggeras como la misma Afia y espacios como el blog Stylish Muslimah.

Fotografía: CoverGirl/Lacey Terrell

Redacción

Top