Estás aquí
Inicio > Política > Las mujeres presentes en el acuerdo de paz en Colomia

Las mujeres presentes en el acuerdo de paz en Colomia

Casi la mitad de la delegación enviada a Cuba para la negociación de la paz estuvo constituida por mujeres; las mujeres farianas realizaron incidencia política para la inclusión de la agenda de las mujeres en los acuerdos de paz.

acuerdo de paz

El 26 de septiembre se volvió un día histórico para Colombia. Desde ahora se recordará como el día en el que se firmó el acuerdo que pone fin a 52 años de conflicto armado en ese país.  Las negociaciones de este acuerdo entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) comenzaron en 2012 en la Habana, Cuba.

El pasado 29 de agosto Rodrigo Lodoño “Timochenko”, líder máximo de las FARC-EP anunció a los medios en Cuba el fin del conflicto armado. Este acuerdo será validado por las y los colombianos en urnas a través de un plebiscito el próximo 2 de octubre.

Para concretar este acuerdo, la participación de las mujeres fue activa. Casi la mitad de la delegación enviada a Cuba para la negociación de la paz estuvo constituida por mujeres, quienes integraron la Subcomisión de Género o realizaron acciones de prensa, como reportó el medio Semana. En las FARC-EP las mujeres representan cerca de un 35 % y 40 % de quienes integran esa organización, de acuerdo con una investigación del medio RT en español.

Respecto al acuerdo firmado este lunes las mujeres farianas, a través de un comunicado en su página web, dijeron que a pesar de los logros que significa la inclusión de las mujeres en las negociaciones, los movimientos por sus derechos no han terminado, sino que apenas comienzan. Las farianas recordaron que las participantes en la Delegación de Paz escucharon las múltiples voces y propuestas de las mujeres colombianas y sus organizaciones para la visibilización de sus agentes.

Señalaron que las negociaciones no fueron fáciles, sobre todo en la última etapa del proceso, cuando llegaron al cónclave en La Habana hace cuatro años. Esto debido a que el gobierno disolvió en la práctica la Subcomisión de Género. Aun así, las mujeres que trabajaron a través de comisiones explicaron a cada participante, tanto de la delegación de las FARC-EP como del gobierno, la importancia de garantizar en todos los acuerdos la inclusión de la perspectiva de género.

Las farianas realizaron incidencia política para la inclusión de los derechos de las mujeres en los acuerdos de paz. A razón de estos trabajos pidieron a la canciller María Ángela Holguín que persuadiera a sus compañeros de negociación sobre la inclusión de la perspectiva de género. Los ministros Rafael Pardo y Juan Fernando Cristo también mostraron voluntad de recibir sus propuestas.

A pesar de estos movimientos para lograr incluir la agenda de género en los tratados de paz, las farianas reconocieron que esta incorporación no fue tan explícita como lo esperaban y aseguraron que su lucha continuará por la garantía de los derechos de las mujeres.

Los trabajos de revisión para la inclusión de las mujeres en los acuerdos de paz los realizó la Subcomisión de Género y concluyeron el pasado 21 de julio. El 24 de julio se presentaron los resultados de la incorporación de la perspectiva de género en los puntos uno, dos y cuatro que corresponden a los objetivos: Hacía un Nuevo Campo Colombiano: Reforma Rural Integral, Participación Política, Apertura democrática para construir la paz y Solución al Problema de las Drogas Ilícitas.

A la presentación de los resultados asistieron Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de la entidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU-Mujeres); Zainab Bangura, representante especial del secretario general de ONU para la violencia sexual en los conflictos armados; Luiza Carvalho, directora regional para las Américas y el Caribe de ONU-Mujeres; Belén Sanz, representante de ONU-Mujeres en Colombia, y María Emma Mejía, embajadora extraordinaria y plenipotenciaria y representante permanente de Colombia ante ONU, entre otras mujeres representantes de organizaciones sociales en Colombia, incluyendo comunidad LGBTI.

La firma de este acuerdo fue acompañada por 2 mil 500 invitadas e invitados de posturas de izquierda y de derecha, entre los que se encontraron 17 presidentes, 25 cancilleres, 10 directivos y delegados de organismos multilaterales. Entre estas personalidades figuró Raúl Castro, presidente de Cuba, país donde se llevaron a cabo las negociaciones.

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto también asistió al evento. Otros mandatarios latinoamericanos que presenciaron este histórico acuerdo fueron Michelle Bachelet de Chile, Salvador Sánchez Cerén de El Salvador, Evo Morales de Bolivia, Jimmy Morales de Guatemala, Luis Solís de Costa Rica, Juan Orlando Hernández de Honduras, Juan Carlos Varela de Panamá, Horacio Cartes de Paraguay y Danilo Medina de República Dominicana.

Por parte de la diplomacia internacional estuvieron personalidades como John Kerry, secretario de Estados Unidos, Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien declaró a medios que “Colombia es uno de los pocos países que ha introducido las reformas estructurales correctas y continuará introduciendo las que son necesarias para ser fiscalmente responsables”, según reportó Distintas Latitudes.

El tratado de paz fue firmado por ambos líderes con un “balígrafo”, un bolígrafo hecho de una bala usada en la guerra.

Fotografía: Mujeres Farianas

Redacción

Top