Estás aquí
Inicio > Derechos humanos > Orgullos@ de mi familia: nuevo paradigma de educación infantil homoparental

Orgullos@ de mi familia: nuevo paradigma de educación infantil homoparental

“Creo que las familias homoparentales están aún menos normalizadas”, relató un joven que fue adoptado y educado sin problemas por dos mamás amorosas; Orgullos@ de mi familia es un proyecto que busca recoger las experiencias que viven las familias diversas y así acabar con los estigmas que las rodean.

Familias diversas

Los esquemas familiares están cambiando. La fórmula de papá, mamá, hijos y perrito es sólo una dentro de un amplio espectro. Tan sólo en el censo de 2010 del INEGI, se contabilizó en México 229 mil hogares conformados por parejas del mismo sexo; de éstas, alrededor del 69 % criaban por lo menos a un hijo o una hija.

La antología Familias homoparentales en México: mitos, realidades y vida cotidiana, compilada por Antonio Medina en 2015, pone en jaque algunas de las afirmaciones que se dicen en el imaginario colectivo en referencia a la crianza infantil por parte de miembros del colectivo LGBTTTIQ.

Uno de los prejuicios más conservadores y más arraigados es el que estipula que los infantes educados en un contexto de diversidad e inclusión crecen en total confusión al respecto de su identidad sexo-genérica. De acuerdo con la investigadora Julieta Bernal Chávez, autora de uno de los capítulos del libro, existe una idealización entre la procreación y la crianza de los niños que niega el hecho de que los que conciben a los bebés muchas veces no son las mismas personas que los mantienen (por ejemplo, las madres solteras, las abuelas, las familias divorciadas, etc.).

“Os voy a adelantar una cosa: ahora, con 18 años, puedo afirmar que en ningún momento me faltó afecto en mi familia. Si atravesé problemas, que los tuve, se derivaron de la falta de normalización por parte de la sociedad de mis situaciones personales”, relató para Verne Claudio, quien fue criado desde los ochos años por dos mamás que sólo le mostraron amor y comprensión.

“Y creo que las familias homoparentales están aún menos normalizadas”, agregó, “En la comunicación social predomina, casi sin competencia, la imagen de la familia compuesta por un padre y una madre. Y mejor ni hablemos de los libros escolares, donde falta mucho camino para adaptar el material escolar a las nuevas realidades familiares“.

Precisamente, para contribuir al reconocimiento público de las familias diversas, existe el proyecto Orgullos@ de mi familia, de parte de la asociación civil Grupo de Madres Lesbianas (Grumale) con apoyo del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la ciudad de México (Copred), el cual consiste en la difusión de materiales didácticos dirigidos a los niños y las niñas que les ayudan a eliminar el estigma que rodea a estas agrupaciones. 

Entre los trabajos con los que cuenta dicha iniciativa, está una colección de cuentos infantiles en los que se busca retratar otro tipo de experiencias y realidades que escapan de la heteronorma. Por ejemplo, Ernesto ya no tiene miedo a la oscuridad cuenta las aventuras que vive este niño cuando sus padres deciden dejarlo un fin de semana en la casa de sus abuelas, con quienes aprende a no juzgar a otros por sus gustos y preferencias.

Ilustración: Orgullos@ de mi familia

Redacción 

Top