Estás aquí
Inicio > Política > Esta familia es pionera en el uso medicinal de la marihuana

Esta familia es pionera en el uso medicinal de la marihuana

La familia Elizalde brinda asesoría a parientes de pacientes con epilepsia, sobre los beneficios del jarabe de cannabis y el recurso legal para permitir su uso; en noviembre de 2015, la senadora del PRI, Cristina Díaz, propuso una iniciativa de ley para regular el uso medicinal de la marihuana. 

Varias plantas de color verde de cannabis

Raúl Elizalde y su esposa, Mayela Benavides, son los precursores en México del uso terapéutico de la marihuana. A finales del año pasado, lograron que el gobierno les permitiera la importación de un jarabe hecho a base de cannabis para Grace, su hija de ocho años, quien sufría 400 convulsiones al día por el síndrome de Lennox-Gastout, un tipo muy agresivo de epilepsia infantil.

Ahora, aseguran los padres, con el medicamento lograron reducir en un 80 % las crisis de su hija. Esto no sería posible si no hubieran ganado un juicio de amparo ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), organismo que mantiene un veto total hacia dicho medicamento porque, según sus estándares, no hay garantía científica de sus beneficios.

El siguiente paso es que el gobierno federal apruebe, de forma general, el uso medicinal de la marihuana para que las familias que se encuentren en una situación similar tengan la seguridad de que sus seres queridos serán atendidos con prontitud sin tener que ampararse, procedimiento que de por sí es tardado y muy costoso.

La primera semilla de cambio fue sembrada en noviembre de 2015 por la senadora priista Cristina Díaz, quien, inspirada por Grace y la familia Elizalde, propuso al pleno de la cámara alta una modificación a la ley para regular el asunto.”La iniciativa cumple los requisitos para resolver este problema de manera inmediata. Hay más de 5 mil personas en México con crisis convulsivas difíciles de controlar. El jarabe podría ser una solución. Invitamos a todos los partidos políticos a que se unan”, dijo en entrevista para el diario El País.

Por desgracia, todavía hay otros que no gozan de los privilegios de los Elizalde. Sin embargo, Raúl y Mayela también se dedican a brindar asesoría a parientes de pacientes con epilepsia: les informan sobre el jarabe y sus beneficios, al igual que todo el proceso jurídico que conlleva interponer un amparo ante la Cofepris y la Secretaría de Salud.

Ambos se han documentado sistemáticamente para probar que el tratamiento es más beneficioso que perjudicial. Entre los casos de éxito que han reunido en un expediente está el de la niña Charlotte Figi de Colorado, Estados Unidos, a quien el jarabe le cambió de forma positiva la vida.

Redacción

Top