Estás aquí
Inicio > Ciencia y tecnología > La edad en la que las niñas pierden el interés por la ciencia y las matemáticas

La edad en la que las niñas pierden el interés por la ciencia y las matemáticas

Una encuesta reveló que a la edad de 15 años las niñas suelen perder el interés por carreras como matemáticas, ingenierías, ciencia y tecnología; los estereotipos y roles de género, así como la falta de modelos a seguir, alejan a las niñas de esta área del conocimiento.

mujer científica

Aunque actualmente hay más mujeres interesadas en carreras relacionadas a las matemáticas, ciencias, tecnologías e ingenierías, no se necesita un estudio muy exhaustivo para corroborar que pertenecen a un grupo de población muy bajo en comparación de los hombres. Claro que si comparamos las cifras con años atrás, podemos ver que la inclusión de mujeres en esta área del conocimiento está en uno de sus mejores momentos, pero lamentablemente no podemos hablar de cifras a la par, al menos no en México.

Una nueva encuesta realizada por Microsoft, encontró que las niñas en Europa de alrededor de 11 años de edad, se interesan por las materias en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM por sus siglas en inglés), pero luego pierden rápidamente el interés cuando cumplen los 15 años.

“El conformismo hacia las expectativas sociales, los estereotipos y roles de género y la falta de modelos a seguir, alejan a las niñas de esta área del conocimiento.”, dijo Martin Bauer, profesor de psicología de la London School of Economics, quien ayudó a coordinar la encuesta a 11 mil 500 muchachas en 12 países europeos.

La encuesta también encontró que el interés de las chicas en materias del área de humanidades cae alrededor de la misma edad, pero luego repunta fuertemente. En cambio, el interés en temas relacionados a las STEM no se recupera.

“Esto significa que los gobiernos, las y los profesores, junto con padres y madres de familia sólo tienen cuatro o cinco años para nutrir la pasión de las niñas, antes de que le den la espalda a estas áreas del conocimiento”, dijo Microsoft.

La compañía admitió que no tiene una explicación exhaustiva del porqué las niñas de 15 años pierden interés por la ciencia y las matemáticas. Pero ha descubierto algunas estrategias para mantenerlas interesadas:

1. Promover modelos femeninos en el área de las STEM: Es mucho más fácil para las niñas imaginar una carrera en ciencias, o ingenierías si ven ejemplos de mujeres exitosas. Microsoft también encontró que las niñas son más propensas a seguir una carrera en esta área si piensan que los hombres y las mujeres serán tratados por igual en el trabajo.

“La desigualdad percibida [en el lugar de trabajo] es en realidad lo que las aparta de estudiar alguna carrera relacionada a las STEM”, dijo Microsoft.

Seis de cada diez chicas admitieron que se sentirían más seguras de seguir una carrera de STEM si supieran que los hombres y las mujeres están en igualdad de condiciones en estos campos de trabajo.

2. Mostrar a las STEM llevadas a la práctica en la vida real: Estas experiencias, tanto dentro como fuera del aula, pueden llevar al área físico matemática a la vida de las mujeres. Alrededor de cuatro de cada diez niñas dijeron que no saben cómo las STEM se aplican a la vida cotidiana.

Microsoft dijo que también es importante mostrarle a las chicas cómo las matemáticas, ingenierías ciencias y tecnologías se pueden aplicar en situaciones de la vida real, dándole a las STEM más relevancia en sus vidas.

3. Más mentores: tener más maestras y maestros preocupados por animar a las niñas en estos temas puede tener aún más impacto que el estímulo de los padres. También ayuda si la mentora es una mujer.

Las grandes empresas de alta tecnología han sido objeto de críticas durante años por sus ambientes de trabajo dominados por los hombres. Las acusaciones de sexismo y acoso son frecuentes.

El informe de 2016 de Microsoft sobre el lugar de trabajo, muestra que sólo el 26 % de su personal son mujeres y menos del 18 % son ingenieras. La compañía reconoció en el informe que su éxito depende de las diversas habilidades y experiencias de su personal.

“Una fuerza de trabajo diversa e inclusiva producirá mejores productos y soluciones para nuestros clientes, y mejores experiencias para nuestros empleados”, dijo. “Cuando animamos a las niñas a buscar ciencia y tecnología, duplicamos nuestro potencial para resolver problemas”.

Lo aplaudimos.

Redacción

Top