Estás aquí
Inicio > Opinión > La “corrección política”: la última opresión del hombre cis blanco heterosexual

La “corrección política”: la última opresión del hombre cis blanco heterosexual

Esteban Arce dijo frente a cientos de estudiantes que “hay perro y perra, no hay perrín”; mientras yo temo por mi integridad, el neofacho teme por no poder ser abiertamente un imbécil.

Lágrimas de Onvre

“A veces me cuesta mucho trabajo hablar de este tipo de temas, porque no soy políticamente correcto”, dijo Esteban Arce frente a un auditorio lleno de estudiantes durante el segundo Congreso Universitario de Coparmex, justo después de escupir un montón de argumentos ignorantes.

El ex conductor de ‘El Calabozo’ afirmó: “hay perro y perra, no hay perrín; hay toro y vaca, no hay torete, caón; hay tonina y hay tiburón, no hay tiburcio”. En efecto, entre animales no existe la categoría de género porque el género es una construcción social. Si tan sólo el simpatizante del Frente Nacional por La Familia leyera un poquitito de teoría de género (antes de hacerle el fuchi), lo sabría.

Lo que seguramente quiso ilustrar de una manera falaz es que en la naturaleza hay, por decirlo de alguna manera, heteronormatividad. Que sólo hay hembras y machos y que el fin único de la existencia de todas los animales del mundo (incluyéndonos) es la reproducción para preservar la especie. Que no hay homosexualidad o ‘animales transgénero’, por decirlo de alguna manera —y no me quedan muchas ganas de señalar su ridícula falta al utilizar el término “apareamiento” al referirse a una pareja del mismo sexo, pero, eso pues… es incorrecto.

Claramente Arce desconoce que hay cientos de especies con prácticas homosexuales en la naturaleza (o pingüinos del mismo sexo que crían polluelos), y que nuestro pariente más cercano, el bonobo, es esencialmente bisexual.

Su preocupación principal es que “la ideología de género” domine al mundo y entonces todas las personas tengan la libertad de expresar su género y su sexualidad como mejor les parezca #ElHorror.

Que la corrección política le impida a los conservadores salvar al mundo del caos que está provocando el feminismo con su cochina ideología de género (?) AOC.

Vamos a dimensionarlo: el hombre blanco cisgénero heterosexual (encarnado por esta vez en Esteban Arce) está “oprimido por el progresismo” y teme no poder ser “políticamente incorrecto”, o en otras palabras, no poder ser abiertamente un imbécil.

Mientras que yo temo que un día, algún homofóbico me agreda por tomarle la mano en público a mi novia, al ‘conservador’ le preocupa no poder escribir en su Facebook que las personas LGBT no merecemos los mismos derechos por no ser “normales” (o cualquier otro argumento ignorante que se le ocurra) sin que alguien lo refute en los comentarios. No’hombre, entiendo tu opresión, hermano.

Lo más absurdo —si vale la pena hacer un ranking a estas alturas— es que creen que son bien transgresores por “decir lo que nadie más se atreve a decir por temor a la sociedad”, cuando no hay nada transgresor en alimentar con discursos de odio el pensamiento hegemónico.

En fin, les dejo el video de un “supremacista blanco por diversión” aquí mismo.

Lol we ez vien dibertido zer del cucuzclan.

@KarenCymerman

Top