Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > La comunicación nos hará libres: El Arte de Pedir de Amanda Palmer

La comunicación nos hará libres: El Arte de Pedir de Amanda Palmer

Amanda Palmer obtuvo 1.2 millones de dólares sólo con la ayuda de sus fans; pedir nos aterra porque existe la posibilidad del rechazo.

the-art-of-asking

Probablemente conozcas a Amanda Palmer como una parte del dúo The Dresden Dolls o por ser la artista independiente que logró obtener 1.2 millones de dólares en Kickstarter sólo con la ayuda de sus fans. Con el éxito de su campaña demostró que el crowfunding funciona y los músicos son capaces de producir un disco por sí mismos, sin embargo, esto desconcertó a los medios tradicionales; ¿cómo alguien podría hacer que tanta gente la ayudara sin un plan de marketing? Fácil: con comunicación, comprensión y amor.

Puede que esto último suene demasiado cursi, pero es cierto y precisamente de eso trata su libro El Arte de Pedir. No importa que no escuches la música de Amanda Palmer o no seas un artista, aprender a pedir ayuda es algo necesario en esta sociedad que más que basarse en la cooperación, está fundada en la competencia.

El Arte de Pedir surgió de una plática TED a la que fue invitada después de su éxito en Kickstarter, en la charla se encargó de explicar que no siempre vivió de la música, sino que después de la universidad se empleó como una estatua viviente y las cosas que aprendió de ello.

Al ser una estatua, Amanda dependía completamente de la voluntad de los extraños y de la interacción que generaba con ellos para poder pagar la renta; a cambio de una moneda les regalaba una flor que ella misma recogía.

En su trabajo como estatua aprendió a conectar directamente con la gente, con mucha honestidad y vulnerabilidad. Pedir algo nos aterra porque en esta acción existe la posibilidad del rechazo. La diferencia entre pedir y exigir, es el derecho que tiene el otro de decir “no”.

Los artistas no son sólo las bandas que llenan estadios, son gente que encuentra la manera de vincularse con los demás a través del arte. Todos nosotros sufrimos, nos alegramos, lloramos, experimentamos la enfermedad, el duelo y el miedo.

Palmer adoptó lo aprendido en la calle para cuando formó The Dresden Dolls, después de cada concierto se volvió un ritual el firmar autógrafos y abrazar hasta el último fan (esto también lo hizo cuando visitó México). Nada de Meet & Greets en preventa ni boletos VIP, sólo  comunicación y cercanía.

Amanda Palmer se ha vuelto una figura polémica por las decisiones que ha tomado con su carrera, pero es una de las pocas artistas que ha sabido usar las redes sociales para acercarse a su público y esto se ha visto reflejado en su éxito como independiente después de haber abandonado una disquera grande como Roadrunner Records.

A pesar de que el libro se centra en su vida, son problemas con los que todos nos podemos identificar: el miedo que sentimos a parecer débil cuando pedimos algo. Desde dinero a tu pareja, tiempo para apoyar a nuestros seres queridos en la enfermedad o simplemente comprensión.

Ficha técnica:

Palmer, A., & Usandizaga, G. (2015). El arte de pedir: Lo que he aprendido sobre dar, aceptar y no sufrir. Madrid: Turner.

Lista de reproducción de las canciones del libro.

Joanna Gutiérrez: @sourpageturner

Top