Estás aquí
Inicio > Mujer ilustre > Juana de Arco: guerrera adolescente

Juana de Arco: guerrera adolescente

Con una armadura blanca lideró el ejército francés con el que venció a las tropas inglesas y levantó el sitio en Orleáns; fue acusada de herejía, condenada a la hoguera y quemada viva el 30 de mayo de 1431 en la plaza del Mercado Viejo de Ruán.

Juana de Arco

Juana de Arco fue condenada a la hoguera y quemada viva a los 19 años por la corona inglesa a la que había derrotado en varias ocasiones durante su participación con el ejército francés del rey Carlos VII.

Durante su adolescencia Juana comenzó a tener visiones, las cuales ella vinculó con apariciones del arcángel Gabriel y de Santa Catalina de Alejandría y Santa Margarita de Antioquía quienes entre otras cosas le decían que debía partir hacia Francia para levantar el sitio que los ingleses tenían en Orleáns durante la guerra de los Cien Años.

Bajo esas comandas, Juana fue a Chinon, vestida de hombre, para encontrarse con Carlos VII y convencerlo de que ella era una enviada que lo ayudaría a reconquistar Francia.

Y así lo hizo, lideró el ejército francés con el que venció a las tropas inglesas y levantó el sitio en Orleáns. También derrotó al general británico Talbot en Patay. Gracias a los triunfos de Juana Carlos VII fue coronada en Reims el 17 de julio de 1429, como documentó National Geographic.

En 1930 fue apresada en Compiègne por los borgoñeses que la entregaron a Inglaterra. Ahí fue acusada de herejía, condenada a la hoguera y quemada viva el 30 de mayo de 1431 en la plaza del Mercado Viejo de Ruán, al noroeste de Francia. Sus cenizas se lanzaron al Sena.

Según una investigación de la periodista Sandra Ferrer, 23 años después de su muerte la familia de Juana pidió una revisión del caso, para la que el papa Calixto II creó una comisión que reivindicó a la joven.

En 1909 fue beatificada y en 1920 fue canonizada por el papa Benedicto XV, el 30 de mayo se conmemora su día en el santoral.

Redacción

Top