Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > James Franco, el abusador que se quiso subir al tren del feminismo

James Franco, el abusador que se quiso subir al tren del feminismo

El pin de Time’s Up fue creado por las mujeres de Hollywood como iniciativa para combatir el acoso sexual en su industria; cuando le preguntaron a David Harbour qué significaba el accesorio se quedó sin palabras. 

James Franco en los Golden Globes

James Franco demostró por qué las feministas a veces estamos recelosas de los hombres que se suman a la causa y no es que no podamos tener aliados (en esta página tenemos a Miguel, Felipe, Eduardo y Alonso), pero siempre nos encontramos con un abusador que se quiere subir a nuestro tren.

Un ejemplo de ello es el de James Franco usando el pin de Time’s Up. Este accesorio fue creado por las mujeres de Hollywood como iniciativa para combatir el acoso sexual en su industria y en su país.

Muchos hombres se sumaron a la causa, como Justin Timberlake, Nick Jonas, Chris Hemsworth, Ewan McGregor, Bob Odenkirk, etcétera. Sin embargo, algunos de ellos no tenían mucha idea de qué va el movimiento.

Cuando le preguntaron a David Harbour (el sheriff Jim Hopper en Stranger Things) se quedó sin palabras. Momentos después dijo que era tiempo de que las mujeres tuvieran el respeto que se merecen en sus lugares de trabajo.

Y bueno, esperaríamos que quienes llevan un pin supieran explicar la causa detrás, pero eso no es lo peor. Lo peor es cuando abusadores se ponen la bandera feminista.

James Franco ya había sido acusado anteriormente de abusar de su poder. En 2014 intentó seducir a una chica de 17 años e incluso le preguntó si debía rentar un cuarto de hotel.

Ahora, después de que ganara el premio a Mejor Actor en Comedia o Musical en los Golden Globes, tres actrices testifican que es un abusador. Ally Sheedy se limitó a hacer insinuaciones por Twitter con el hashtag #MeToo que después borró, Violet Paley comentó en la misma red social que el actor había empujado su cabeza hacia su pene expuesto cuando estaban en un auto y Sarah Tither-Kaplan aseguró que Franco sólo le pagó 100 dólares al día por escenas de desnudez completa en dos de sus películas. Además, la periodista April Wolfe confirmó que lleva tiempo investigando a Franco porque varias personas se han reunido con ella para contarle sus encuentros con él.

Así que esta es una muestra de por qué se necesitan espacios separatistas. No todos los hombres que se dicen feministas comprenden lo que supuestamente apoyan e incluso algunos pueden ser nuestros propios agresores. Pasa en Hollywood y en la cotidianidad de nuestras vidas.

Joanna Gutierrez

Estudié Comunicación, pero mis dos superpoderes son: dormirme cuando algo no me interesa y hacer enojar a la gente cuando analizo temas sociales.

One thought on “James Franco, el abusador que se quiso subir al tren del feminismo

Comments are closed.

Top