Estás aquí
Inicio > Nuestro cuerpo > Incompleta educación sexual para jóvenes

Incompleta educación sexual para jóvenes

97 % de las y los niños llegaron a la adolescencia sin una educación sexual integral; para 2015 se reduciría en un 75 % la brecha en el número de escuelas sin incorporar educación en sexualidad.

condoms

La educación sexual en México dejó mucho que desear, de acuerdo con el informe Análisis sobre Educación Sexual Integral: conocimiento y actitudes en sexualidad en adolescentes escolarizados, realizado el año pasado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH y el Sida (Censida).

Este estudio que consistió en una encuesta aplicada a jóvenes estudiantes de nivel medio superior reveló que menos de un 3 % de las personas encuestadas recibieron todos los contenidos sobre salud sexual y reproductiva correspondientes al nivel primaria, es decir, un 97 % de las y los niños llegaron a la adolescencia sin una educación sexual integral.

En 2008 dentro del marco de la Conferencia Mundial de VIH/Sida, realizada en la Ciudad de México, representantes de salud y educación de la región de América Latina firmaron la Declaración Ministerial “Prevenir con Educación” la cual estableció que para 2015 se reduciría en un 75 % la brecha en el número de escuelas que aún no incorporan educación integral en sexualidad.

El impacto de instrumentos internacionales como éste, que impulsan las acciones de los Estados miembros para garantizar la educación, se ve reflejado, por ejemplo, datos arrojados por la encuesta del INSP y Censida: 90 % de las y los adolescentes de entre 15 y 18 años recibió información sobre prevención de embarazos no deseados y 83 % sobre protección ante enfermedades.

En cuanto a anticoncepción, la encuesta mostró que 87 % de las y los jóvenes saben donde conseguir un método anticonceptivo y más de un 85 % conoce el correcto uso del condón masculino. Sin embargo, estos avances se ven amenazados por la incidencia de grupos religiosos y conservadores que obstaculizan el derecho a la educación de millones de niñas, niños, adolescentes y jóvenes en México.

Tal es el caso en Nuevo León, en donde la organización Unión Neolonesa de Padres de Familia abanderó una petición para censurar la educación sexual en los libros de educación básica de esa entidad, esto a pesar de que ahí un tercio de los embarazos registrados son de adolescentes, como lo aseguró el secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos, durante una campaña a favor de la educación sexual integral para jóvenes.

Es importante garantizar el derecho a la educación de la infancia y juventud, ya que en México la educación sexual es escasa y proviene de medios informales como la radio y televisión, los cuales fomentan la desinformación y refuerzan los prejuicios y estereotipos de género, aseguró el Dr. Juan Luis Álvarez-Gayou Jurgenson, director del Instituto Mexicano de Sexología (Imesex).

Redacción

Top