Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Esto es lo que la iglesia satánica ha hecho por los derechos humanos

Esto es lo que la iglesia satánica ha hecho por los derechos humanos

La iglesia satánica fue fundada en Estados Unidos por Anton LaVey; los y las satanistas marcharon en contra de la toma de posesión de Donald Trump en la Women’s March.

Para mucha gente el satanismo significa comer bebés y quemar iglesias, sin embargo, eso es una caricatura conveniente para la religión hegemónica: el cristianismo. La iglesia satánica es mucho más de lo que la mayoría sabemos.

La iglesia de Satán, fundada en 1966 en Estados Unidos por Anton LaVey, se basa en el arquetipo de la rebeldía de Satanás y la satisfacción de los deseos propios. Esto de entrada suena muy mal, pero como no es una doctrina sino un espacio de encuentro para gente con valores similares, la iglesia ha organizado protestas a favor de los derechos humanos. Aunque usted no lo crea.

De hecho, en sus mandamientos (o reglas básicas), se prohíbe explícitamente hacer avances sexuales si no hay consentimiento y también es repudiado el lastimar niños o animales. Además, existen satanistas que no creen en Dios, sino que sólo se rigen por estas ideas.

En la primera Women’s March un grupo de satanistas marchó en contra de la toma de posesión de Donald Trump pues no podían tolerar que un hombre en contra de la autonomía corporal de las mujeres llegara al poder.

También en 2016, cuando políticos conservadores de Estados Unidos promovieron restricciones relacionadas al aborto legal, los satanistas hicieron varios happenings mostrando su disgusto ante las nuevas leyes. El gobierno de Missouri obligó a una mujer, miembro del Templo de Satán, a esperar 72 horas antes de poder abortar.

Asimismo, la iglesia pagó con su dinero anuncios en contra de golpear niños en las escuelas como parte del modelo educativo. “Nuestra religión no cree en golpear a los niños” es lo que se puede leer en estos anuncios desplegados al sur de Texas.

Photo by Francis Muzquiz de Anguiano

Como puedes ver, muchas veces las cosas son muy diferentes a lo que pensábamos. ¿Tú sabías esto de la iglesia satánica?

Estudié Comunicación, pero mis dos superpoderes son: dormirme cuando algo no me interesa y hacer enojar a la gente cuando analizo temas sociales.

Top