Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Homozzaping: el videojuego que cuestiona los prejuicios sexuales

Homozzaping: el videojuego que cuestiona los prejuicios sexuales

Homozzaping no es sólo un videojuego, sino una herramienta crítica de la sociedad contemporánea y la sexualidad humana; el juego reflexiona sobre los discursos que la gente interioriza y normaliza respecto al sexo, la identidad y la orientación sexual, a través de problemas éticos y morales.

Homozapping

¿Te imaginas convertirte en un doctor que debe “asignarle” un género a un bebé intersexual? ¿Has pensado cómo operan los censores de pezones femeninos de las redes sociales? ¿Te has puesto en los zapatos de los policías racistas e insensibles a la perspectiva de género que detienen a una mujer por protestar desnuda en la calle o a un afrodescendiente sólo por lucir “muy sospechoso”?

Bueno, pues no tienes que quebrarte la cabeza imaginando cómo sería despertar un día y ser una de esas personas, ya que el videojuego Homozzaping te demuestra que, efectivamente, en tu vida cotidiana reproduces diferentes estereotipos de género y prejuicios sexuales.

Desarrollado por PlayLabXY01, en colaboración con el Centro de Cultura Digital (CCD), el videojuego pone al espectador frente a la pantalla de un viejo televisor, en el que se transmiten extractos de documentales, series, películas, caricaturas y comerciales que abordan temas de sexualidad. Después, la transmisión se interrumpe y presenta de modo aleatorio uno de los ocho minijuegos con los que el usuario puede interactuar.

En “Alerta Intersexual”, el jugador se pone en el papel de un médico que tiene que “asignarle” un género a un bebé intersexual. Esto con el fin de concientizar y sensibilizar a la gente sobre la situación que viven miles de personas en el mundo a quienes se les realizan operaciones de reasignación de sexo a temprana edad y en contra de su voluntad.

Después de que el jugador toma esta difícil decisión, se despliega en la pantalla una gráfica que muestra la elección que tomaron otros usuarios cuando se les presentó la misma problemática. Además, se comparte información interesante y verídica sobre estos tópicos. Al respecto de la intersexualidad, se encuentran historias de vida como la de Gabriel J. Martín: “Asignado como mujer (sin operación). Al nacer, sus genitales eran tan ambiguos que el médico le asignó el sexo femenino. Aquella niña que nunca se sintió niña, en vez de venirle la regla a los 12 años le salieron pelos en todo el cuerpo”.

Otro minijuego que pone a prueba las filias de la gente es “Esconde objetos que te delatan”. Aquí, el objetivo es colocar dentro de un baúl los tres objetos que despiertan placer sexual en tu persona. Entre las opciones se encuentra un crucifijo (anofelorastia: excitación por profanar objetos sacros), una soga (vincilagnia: excitación por hacerse atar con una cuerda), un My Little Pony (ponifilia: atracción por los ponis), entre otros. Nuevamente, al final el jugador encuentra estadísticas que señalan las tendencias de los videojugadores: al cierre de esta edición, por ejemplo, sólo el 26 % de los usuarios aseguraron que practicaban el naclitismo, filia que refiere al placer que causan los comportamientos regresivos a la infancia.

Igual de interesante, aunque tal vez no tan divertido, es “Denunciar los pezones femeninos”. La dinámica es simple: se exhibe una serie de imágenes de pezones de personas reales, el reto es indicar cuáles de estos pertenecen a un “cuerpo masculino” y cuáles a un “cuerpo femenino“; por último, el jugador tiene la opción de censurar aquellos que se ubiquen en este último rubro. La finalidad de este ejercicio es observar que, lejos de cualquier diferencia anatómica, los pezones son un pedazo de piel que lucen básicamente igual sin importar si eres hombre, mujer u otro.

Quien esté interesado en Homozzaping no puede quedarse con la ganas de jugar “Señala al diferente”. Como su nombre lo indica, el usuario tiene la oportunidad de apuntar a quienes salen de la norma social ante su mirada discriminatoria. ¿Será la mujer nudista (44 % de los votos indican que sí lo es) o la monja (55 %)? Una vez de acabada la purga digital, el juego te informa que la Ciudad de México es el segundo lugar en el que más se discrimina a la gente homosexual, de acuerdo con reportes de notas periodísticas. También hace difusión de casos de exclusión social y crímenes de odio, ya sea por profesar una religión diferente o por tener una identidad sexual distinta al canon.

De acuerdo con Notiese, los desarrolladores de Homozapping no crearon el videojuego con la finalidad de juzgar a la gente, sino con el propósito de hacer reflexionar sobre los discursos que cada quien interioriza y normaliza respecto al sexo, la identidad y la orientación sexual. El formato del televisor, en su opinión, les otorga a los internautas cierto margen mínimo de elección sobre lo que están viendo, aunque al final la decisión está condicionada por la propia programación, lo que deja al jugador a la deriva de problemas éticos y morales complejos.

En su página de Internet, PlaylabXY01 se describe a sí mismo como “un espacio de reflexión, pensamiento crítico, experimentación y producción en el que se exploren los distintos modos de entender la sexualidad y sus formas de representación que aporten una perspectiva más allá de los discursos normativos“. A través de diferentes experimentos con la tecnología digital, plantean posicionar al videojuego como una herramienta crítica de la sociedad contemporánea y la sexualidad humana.

Fotografía: Homozzaping 

Miguel Torres: @Mike_TPapa 

Top