Estás aquí
Inicio > Mujer ilustre > Hilde Kate Lysiak: la reportera de 9 años que fue agredida en Internet

Hilde Kate Lysiak: la reportera de 9 años que fue agredida en Internet

A su corta edad, Hilde demostró ser mejor periodista que algunos veteranos del oficio; su padre fue reportero en el New York Daily News y apoya a su hija en la parte editorial de su periódico comunitario.

Primera plana de un periódico

Hilde Kate Lysiak tiene nueve años. La sociedad impone que a su edad debe jugar con muñecas, soñar con ser princesa y poseer una inocencia inmaculada. Pero no, contra toda expectativa cultural y rol de género, Hilde es reportera y editora de Orange Street News, periódico y portal de noticias de su propia creación.

Aunque ella lleva haciendo esta actividad desde 2014, la historia de Hilde no se volvió viral por la valía e importancia de su trabajo periodístico, sino por los ataques en Internet que un grupo de personas propició por el simple hecho de que Hilde no se comportaba como una “niña normal”

Todo comenzó cuando la joven reportera investigó un asesinato en Selingrove, Pensilvania. El crimen ocurrió el 2 de abril, cerca de la casa de Hilde. Ella cuenta para el diario The Guardian que trabajó muy duro en la cobertura del caso: hizo trabajo de campo y entrevistó a fuentes de primera. Incluso reconoce que otros medios de comunicación, dirigidos por gente adulta, no le prestaron atención al asunto hasta mucho tiempo después y algunos hasta publicaron información errónea. 

Pronto su sitio y redes sociales aumentaron sus visitas y comentarios. Sin embargo, el incremento de tráfico no correspondía con el trabajo realizado. A los usuarios no les importó el homicidio de Selingrove, sino el hecho que una niña estuviera investigándolo.

“Habitantes de Selingrove dijeron públicamente que mi trabajo era basura y que mejor debía dejárselo a los profesionales. Otras personas me comentaron que debía atenerme a las fiestas de té y a jugar con muñecas“, refirió en el diario británico.

Matthew Lysiak, el padre de Hilde y ex reportero del New York Daily News, la asiste en la parte editorial, mientras que su hermana de 12 años, Isabel Rose, la apoya con el video y la fotografía. Mathew comentó que el “bichito” del periodismo se le metió a sus hijas desde que se dedicaba a la profesión en activo, ya que siempre le hacían muchas preguntas y le pedían que las llevara a su trabajo.

Ser profesional no necesariamente está emparentado con la madurez. A su corta edad, Hilde demostró ser mejor periodista que algunos veteranos del oficio, ya que descubrió que los medios locales no le prestaron atención al asesinato de Selingrove por petición de la policía, quienes no querían, por alguna razón, que se filtrara información.

Asimismo, la concepción que la niña tiene del periodismo y su vocación de servicio es admirable, algo que muchos periodistas adultos carecen y que se reflejan en sus prácticas poco éticas.

“Yo tendré nueve años, pero he aprendido que mi trabajo como reportera es llevar la verdad a la gente. Yo trabajo para ellos, no para la policía. Creo que algunas personas están molestas de que no sigo la corriente como todos lo demás”, explicó, “no estoy de acuerdo en que la gente decida quién soy o a qué debería dedicarme. Jamás empecé mi periódico para que los demás pensaran que era una niña linda. Yo inicié Orange Street News para darle a la gente la información que necesita saber”.

Redacción

Top