Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Y hablando de cine, desigualdad en Hollywood

Y hablando de cine, desigualdad en Hollywood

Un estudio mostró un sombrío panorama para toda aquella persona que no sea un hombre blanco y heterosexual en Hollywood; de las 100 mejores películas de cada año entre 2007 y 2014, las actrices tuvieron menos de un tercio de los papeles principales.

Hollywood

En las películas de mayor recaudación en Hollywood desde el año 2007, hubo dos veces más papeles principales para hombres que para mujeres, según una investigación de la Escuela de Comunicación y Periodismo Annenberg, En Estados Unidos. Y la situación no mejoró con el tiempo, en 2014, las actrices representaron una proporción menor de papeles principales que en años anteriores.

“El único grupo que prospera en el cine es blanco, heterosexual y del sexo masculino”, escribió Stacy L. Smith, quien dirigió el estudio. Ella llamó al fenómeno “una epidemia de invisibilidad“.

En este estudio se tomaron en cuenta las 100 mejores películas de cada año entre 2007 y 2014, en las cuales las actrices tuvieron menos de un tercio de los papeles principales. Ese número se redujo aún más en las películas animadas, de acción o de aventura. Sólo el 11 % de las películas tenían un reparto balanceado, en donde las mujeres representaban entre 45 y 55 % de los personajes.

Es muy probable que en el inicio de cualquier película, el primer personaje en hablar sea hombre.

A pesar de la reciente atención en el tema sobre las mujeres en Hollywood, como las candidaturas más “balanceadas” en los premios Oscar, la indignación por la brecha salarial y la falta de directoras, las estadísticas no fueron mejores que hace 10 o incluso 50 años antes. Entre 1945 y 1955, las mujeres tenían el 25 % de los papeles con más diálogos. Entre 1990 y 1995, tenían un 28,7 %. ¿En el 2014? 28.1 %.

De las 779 personas que dirigieron esas películas, 28 fueron mujeres, 45 eran negros o afroamericanos y 18 fueron asiáticos o asiáticos americanos, cuatro de estos últimos eran mujeres negras o asiáticas.

Los estereotipos predominaron en actores y actrices: Las mujeres en las películas fueron casi siempre jóvenes, 74 % menores de 40 años, y la mayoría de las veces hipersexualizadas. Es tres veces más probable que las actrices tengan un desnudo en pantalla que un actor. Las relaciones entre los escasos personajes de la comunidad LGBT casi nunca se mostraron como saludables o estables.

De las 100 películas de mayor recaudación del año 2014, 21 presentaron una ventaja femenina. De las y los 2 mil 610 personajes con diálogos, sólo 19 eran gays o lesbianas y ninguno era transgénero, de hecho casi todas y todos los personajes LGBT eran interpretados por hombres blancos.

“La representación oculta en la pantalla, puede influir en la percepción de la audiencia de sus propios grupos”, dijo Katherine Pieper, investigadora del informe. “No ver versiones de sí mismos en el cine puede hacer que los públicos femenino y minoritario se sientan discriminados, agregó Pieper.

Si las cifras no te convencen, puedes ir al cine y ver esta tendencia con tus propios ojos.

Gabriella Nava

Top