Estás aquí
Inicio > Mujer ilustre > Georgia O’Keeffe y la vanguardia plástica

Georgia O’Keeffe y la vanguardia plástica

O’Keeffe fue la primera mujer en tener una exposición retrospectiva en el Museo de Arte Moderno de Manhattan; su pintura Jimson Weed/No. 1 de 1932 es la obra más cara de una mujer pintora, vendida en 44 millones de dólares.

Rams Head Blue Morning Glory de O'Keeffe

“Los hombres me hacen menos al llamarme la mejor mujer pintora, creo soy una de los mejores pintores”,

Georgia O’Keeffe.

Georgia O’Keeffe es conocida por sus pinturas de flores y paisajes desérticos de Nuevo México, su pintura Jimson Weed/No. 1 de 1932 es la obra más cara de una mujer pintora vendida en una subasta en una transacción de 44 millones de dólares, según información publicada en su sitio oficial.

Nació en Wisconsin el 15 de noviembre de 1887. Desde temprana edad mostró interés por las artes plásticas. Asistió a la Escuela del Instituto de Arte de Chicago y a la Liga de Estudiantes de Arte en Nueva York donde fue aprendiz de William Merrit Chase. También fue maestra de arte en Texas.

Su carrera despuntó en Nueva York donde asistió a la Universidad de Columbia. En esa ciudad conoció a la vanguardia neoyorquina, entre quienes se encontraban el editor y galerista Alfred Stieglitz, los pintores, John Marin, Charles Demuth, Marsden Hartley y Arthur Dove y los fotógrafos Paul Strand y Edward J. Steichen, según una biografía publicada por el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

En 1917 realizó su primera exposición individual en la galería 291 de Stieglitz. O’Keeffe fue la primera mujer en tener una exposición retrospectiva en el Museo de Arte Moderno de Manhattan, también realizó una en el Instituto de Arte de Chicago.

Después de la muerte de Stieglitz en 1946, quien había sido su esposo durante  22 años, O’Keeffe volvió durante tres años a Nueva York para después mudarse a Santa Fe, Nuevo Mexico, donde emprendió otra etapa en su creación plástica durante las siguientes dos décadas.

Las pinturas que hizo ahí coinciden con su creciente interés en escenas regionales de los modernistas americanos. En la década de los años 50 O’Keeffe comenzó a realizar viajes internacionales en los que pintó los lugares que visitaba como  las montañas en Perú y el Monte Fuji en Japón, como documentó el Museo Georgia O’Keeffe.

Fotografía: Georgia O’Keeffe Museum

Puedes visitar la página oficial de la artista haciendo clic aquí.

Redacción

Top