Estás aquí
Inicio > Opinión > Y si fueras “guapo y de varo”, no, tampoco quiero tu “piropo”

Y si fueras “guapo y de varo”, no, tampoco quiero tu “piropo”

El acoso es acoso venga de quien venga, sea taxista, ganador de un Oscar, o jugador de la NFL; entiendan que si no es su cuerpo, no pueden opinar sobre él, aún cuando sea sólo una palabra y lo consideren “halago” punto.

Casey Affleck

El acoso de Tamara de Anda sigue dando de qué hablar, y no es para menos, ya que además del acoso callejero, sufrió lo que todas sufrimos al hacer pública nuestra denuncia: acoso en redes sociales.

A Tamara le llovieron insultos vía Twitter desde “pinche pendeja”, “puta exagerada“, otros como “pinche vieja fea, denle unos lentes al taxista AHAHAHAA”, “ni que estuviera tan buena”, “debería sentirse halagada”, el típico “sólo quiere llamar la atención pobre pendeja ridícula”. Unos más despechados como “se expone en Facebook y ya porque le dicen guapa le quita al pobre taxista lo del sustento para su familia por eso y mas que rechingue a su puta madre”. Y no olvidemos los más peligrosos: “ojalá la violen para que se queje con ganas”, incluso la amenazaron de muerte, WTF.

Un comentario que ha prevalecido entre machitrolls es el siguiente: “si hubiera sido un wey guapo y de varo, seguro le abre las patas. Pero como fue un taxista y ella es una clasista de mierda, ahí sí es acoso, pinche feminazi hipócrita e incongruente”.

Y en este texto no pretendo debatir si fue acoso o no. Porque SÍ lo fue. Acosar verbalmente en la vía pública constituye una falta administrativa e implica pagar una multa, aunque a muchos les parezca una exageración.

Lo interesante aquí es tratar de entender el pensamiento troglodita de aquellas personas que la tacharon de “pinche incongruente“, porque alguien se tomó la molestia de stalkear a Tamara hasta el final de los tiempos, o sea hasta hace siete años (sí, siete) e hizo el siguiente meme:

El cual fue utilizado incontables veces como el “argumento ganador” de los machitrolls para insultarla y tratar de desestimar su valiosa denuncia.

Lo peor son los mensajes de onvres diciendo “¡Hay que defendernos!” ¿Defenderse de qué? Que alguien me explique de qué manera los hombres, además del taxista, se pudieron sentir agredidos por Tamara. Siempre joden con que “#NoTodosLosHombres“, ¿entonces por qué ante la denuncia de agresión por parte de uno, todos acuden como si se les hubieran atacado personalmente? Kestápasanda.

Y siguiendo su lógica troll: Si el acosador en vez de taxista, se tratara de un hombre exitoso “guapo y de varo” como lo describen, no sé, un tipo como el actor Casey Affleck ganador al Oscar como Mejor Actor en este 2017, perdón, pero eso tampoco hubiese sido un “halago” o un “piropo”, de todas maneras se hubiera tratado de ACOSO.

Y si se preguntan qué carajo tiene que ver este actor aquí, permítanme contextualizar la situación, resulta que Casey Affleck fue acusado por dos de sus ex compañeras de trabajo por acoso sexual, esto durante el rodaje de la cinta I’m Still Here, en el año 2010.

Amanda White y Magdalena Gorka, productora y directora de fotografía de la cinta denunciaron que en repetidas ocasiones las maltrató, abusando de su cargo de director. Amanda dijo que Casey la forcejeó tras negarse a compartir una habitación de hotel con él, además le envió mensajes abusivos. Al saber su edad, le cuestionó “si no era hora de que quedara embarazada”. Entre otras acusaciones, la productora señaló que Casey Affleck forzó a una asistente de cámara a ver su pene en un vuelo a pesar de que ella se negó. Por su parte, Magdalena señaló que el actor se metió en su cama mientras ella dormía y la acariciaba. Después de esto, ella abandonó la producción.

¿Neta creen que estas dos mujeres se sintieron “halagadas” porque Casey Affleck “las peló”?

Si Cassey no les parece lo suficientemente “guapo y de varo” qué me dicen de los jugadores de la NFL que acosaron verbalmente a Inés Sainz en el 2010, cuando la reportera de deportes ingresó al vestidor de los Jets de Nueva York para entrevistar al mariscal de campo Mark Sánchez, pero a cambio recibió comentarios de contenido sexual por parte algunos de los jugadores.

“Sentí que el ambiente fue incómodo porque sabía que estaban hablando de mí y entonces hice como que nada pasaba, pero el ambiente es grosero para una mujer. No es bueno que estas cosas pasen”, comentó la reportera.

Y miren, podrán ser los “más guapos”, “finos”, “exitosos”, y “millonarios” pero si no entienden lo que significa e implica la palabra consenso, desde ahí ya están mal.

No comparen, por favor, una situación de ligue, con una de acoso verbal. Por favor no aparenten ser ingenuos o ingenuas. El acoso es muchísimo más complejo que sus análisis semánticos. Saben perfectamente que el “guapa” no fue equivalente a el “guapa” que te dice la persona con la que estás ligando, sino ese “guapaaaaa” *tonito morboso/castroso/invasor* con el que todas hemos sido incomodadas en la calle, peor aún por parte de un completo desconocido.

Así que el acoso es acoso venga de quien venga, sea taxista, ganador de un Oscar, o jugador de la NFL. Y si su mejor argumento para tachar a Tamara de “pinche exagerada e incongruente”, además de normalizar el acoso es un tuit totalmente descontextualizado, perdón pero ustedes son parte del problema.

Todas las mujeres que nos hemos defendido públicamente de algún macho en nuestras vidas, hemos sido linchadas en redes. Estamos hartas de ser juzgadas por no aceptar ser un objeto, al cual pueden sobajar, insultar, denigrar, violentar, acosar, violar o matar. Entiendan algo: si no es su cuerpo, no pueden opinar sobre él, aún cuando sea sólo una palabra y lo consideren “halago” punto.

Y entiendan: seguiremos denunciando si nos siguen acosando, pero si todo mi choro nomás no les hizo click, les dejo este meme:

meme acoso sexual

Fotografía: Inquisitr

Gabriella Nava

Top