Estás aquí
Inicio > Política > Si estás ebria, no es violación: corte en Oklahoma

Si estás ebria, no es violación: corte en Oklahoma

La controversia legal tuvo su origen en el caso de una joven de 16 años a la que obligaron a tener sexo oral mientras estaba ebria; “Nosotros no vamos a crear un crimen donde no existe uno”, fue la postura de la corte. 

hombre abusa de mujer

El 24 de marzo, el estado de Oklahoma declaró por unanimidad que no se considera ilegal la violación por sexo oral si la víctima se encuentra alcoholizada cuando se realiza el crimen.

“La sodomía a la fuerza no puede ocurrir cuando la víctima está tan intoxicada como para estar completamente inconsciente al momento de la cúpula oral durante el acto sexual“, escribió la corte en una opinión inédita, lo que significa que no puede ser usado como precedente.

El periódico The Guardian informó que esta decisión enfureció a expertos en legislación y derechos humanos, ya que fue tomada con base en fundamentos arcaicos y conservadores de lo que significa la violación y el consentimiento. Por esta razón, lamentan que este tipo de pronunciamientos legales contribuya a normalizar una cultura de abuso basada en la desacreditación de la víctima.

Benjamin Fu, ayudante del fiscal de distrito en el condado de Tusla y director de la unidad de víctimas especiales, calificó de “loca”, “peligrosa” y “ofensiva” esta medida.

“Nosotros no vamos a crear un crimen donde no existe uno”, según Fu, ésta fue la posición de la corte cuando se atrevió a interpelarlos por su decisión, de acuerdo con información publicada en el medio Oklahoma Watch.

Pero, ¿por qué se llegó a esta inusual y atroz situación? La controversia legal tuvo su origen en el caso de una joven de 16 años a la que la obligaron a tener sexo oral mientras estaba ebria. Su agresor, un año mayor que la víctima, argumentó que ella le había dado permiso de hacerlo cuando él la llevó a casa de su abuela después de asistir a una fiesta.

Sin embargo, testigos afirman que la agredida no podía caminar ni hablar la noche del supuesto delito, por lo que no se encontraba en posición para tomar esa decisión con plena conciencia, pese a los breves instantes en lo que se veía lúcida. Una vez que el efecto del alcohol terminó, ella no recordó haber dado su consentimiento, producto de la intoxicación etílica.

Fiscales involucrados en revisar el caso acusaron al muchacho de violación en primer grado y sodomía forzada, pero eventualmente tuvieron que descartar la primera falta por no existir evidencia suficiente. Más tarde, la corte de Oklahoma descartó la segunda acusación después de revisar los estatutos locales, en el que se llegó a la conclusión de que el sexo oral no representó una violación por ser consentida por una joven en estado de ebriedad.

Fotografía: Daily News

Redacción

Top