Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Cómo enseñarle a tu hijo a no ser sexista

Cómo enseñarle a tu hijo a no ser sexista

En su primer año de vida, la mayoría de los bebés pueden distinguir entre rostros masculinos y femeninos; Nunca obligues a un niño a saludar de beso a quien no quiere, eso le enseñará que el afecto se puede exigir. 

A muchas personas les preocupa criar a sus hijos e hijas de la mejor manera. No queremos que las nuevas generaciones sigan creciendo con prejuicios ni violencia. Así que, ¿cómo puedes convertir a tu hijo en un hombre que respeta a las mujeres y las trata como iguales? ¿Cómo le das confianza a tu hija en una cultura que le dará menos oportunidades?

La familia, la escuela y los medios son la base de las representaciones sociales y, por lo tanto, de las cosas que creemos. Si somos racistas, sexistas o cargamos con cualquier estereotipo, tiene que ver con la suma de estos factores. Aunque los compañeros de los niños y la cultura tienen mucho qué ver, los padres pueden tomar medidas para que sus hijos e hijas crezcan en un ambiente más igualitario.

Los menores observan al mundo constantemente; estudian a las personas y sus diferencias para entender cuál de éstas es importante, explicó la psicóloga Rebecca Bigler para Slate. Es por esto que los adultos sí pueden incidir en sus conductas con estas acciones en casa:

No usar un lenguaje sexista

En su primer año de vida, la mayoría de los bebés pueden distinguir entre rostros masculinos y femeninos, pero son los adultos quienes les imparten significados y valores diferentes. Mucha de la enseñanza que reciben los niños tiene que ver con sus trayectorias de vida, lo que pueden hacer y lo que no. “Los niños no lloran” y “siéntate como señorita” son frases que moldearán su comportamiento e ideas sobre el mundo.

El consentimiento es importante

Nunca obligues a un niño a saludar de beso a quien no quiere, eso le enseñará que el afecto se puede exigir. Siempre respeta sus decisiones y coméntale la importancia del consentimiento. Eso no sólo lo ayudará a respetar a otros, sino que también sabrá pedir ayuda en situaciones de afecto no consensuado.

Los juegos no tienen género

No existe ninguna prueba científica de que las niñas sean biológicamente propensas a jugar con muñecas ni los niños con carritos; estas son conductas aprendidas a través del género. Motiva a tus hijos e hijas a hacer lo que más les guste sin importar si es típicamente masculino o femenino.

Las mujeres no son menos capaces

Entre los 8 y los 9 años, los niños y niñas desarrollan el razonamiento moral y muchos normalizan los roles de género. Esto implica que considerarán a las niñas como menos hábiles para muchas tareas. Si tienes hijos de ambos géneros, no resaltes la inteligencia sólo de los hombres ni refuerces la idea de que lo más importante de una mujer es su belleza.

Estas son algunas de las cosas que puedes hacer para que tus hijos e hijas no tengan conductas sexistas. ¿Qué más haces tú por evitarlo?

Estudié Comunicación, pero mis dos superpoderes son: dormirme cuando algo no me interesa y hacer enojar a la gente cuando analizo temas sociales.

Top