Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Ella es un monstruo: una historia de abuso que desearíamos que fuera ficción

Ella es un monstruo: una historia de abuso que desearíamos que fuera ficción

Cuando Gloria cree que no puede irle peor, se da cuenta de que hay una extraña correlación entre lo que ella hace y un monstruo que aparece en Corea del Sur; Ella es un monstruo termina por ser una metáfora de relaciones abusivas y de la distancia que a veces se requiere tomar para solucionarlas.

El cineasta español Nacho Vigalondo llega a los cines mexicanos con su propuesta Ella es un monstruo (Colossal, EUA, 2016).

En Colossal vemos a Gloria (Anne Hathaway) en un papel de escritora desempleada tocando fondo: quien haya perdido un trabajo, una relación y un lugar donde vivir al mismo tiempo podrá sentirse identificado. Ante la hecatombe emocional y monetaria, Gloria regresa a su pueblo natal, donde se encuentra con un viejo conocido de la escuela primaria, quien le ofrece trabajo de mesera al verla en apuros económicos.

Cuando Gloria cree que no puede irle peor en la vida, se da cuenta de que hay una extraña correlación entre lo que ella hace y lo que pasa en el mundo: ella está misteriosamente relacionada con un monstruo que destruye la ciudad de Corea del Sur y que aparece cada día a la misma hora. Cuando ella entra a los terrenos de un parque infantil, el monstruo pasea por la ciudad, imitando sus pasos.

La trama, que podría parecer de ciencia ficción o una historia de monstruos, cambia debido a las relaciones que Gloria entabla con los hombres de su entorno, pronto vemos que la protagonista se verá desafiada entre su pasado y su presente y tendrá que tomar decisiones si quiere dejar de hacerle daño a los demás y a sí misma.

Ella es un monstruo termina por ser una metáfora de relaciones abusivas y de la distancia que a veces se requiere tomar para solucionarlas.

La película no es propiamente un drama, ni una comedia romántica, aunque tiene sus momentos de drama y de comedia; al final, el resultado es disfrutable, aunque no cerrado, ya que deja un espacio para que el espectador saque sus propias conclusiones.

Darina Silverstone: @DarinaSilver

Top