Estás aquí
Inicio > Derechos humanos > Lo detuvieron en L.A. por portar armas de fuego cerca del desfile del Orgullo Gay

Lo detuvieron en L.A. por portar armas de fuego cerca del desfile del Orgullo Gay

Howell fue acusado en octubre de 2015 de intimidar a otra persona con una pistola, por lo que fue sentenciado a pasar un año de prisión; familiares y amigos aclararon que el detenido jamás ha expresado algún tipo de odio contra la comunidad LGBTIQ debido a que es bisexual. 

Policía investiga escena del crimen

Cuando la gente despertó el domingo 12 de junio, la noticia estaba en todos los medios de comunicación: 50 personas y más de 50 heridos de gravedad fue el saldo de la matanza ocurrida en un antro gay, en Orlando, Florida. El que es considerado hasta el momento como el peor atentado desde el 11-S en 2001 y la mayor masacre que la comunidad LGBTTTIQ ha enfrentado desde el holocausto, pudo haberse repetido unas horas después.

La policía de Santa Mónica, en Los Ángeles, California, reportó la detención de un hombre armado que planeaba dirigirse a la marcha del Orgullo Gay en West Hollywood. El diario El País informó que las autoridades recibieron una denuncia ciudadana acerca de un hombre que tiraba basura y merodeaba las calles de forma sospechosa; al acudir al llamado, los agentes revisaron el vehículo del individuo y encontraron en el maletero tres rifles, una gran cantidad de municiones y un recipiente que contenía una sustancia utilizada para fabricar bombas caseras.

El hombre fue identificado como James Howell, de 20 años, originario del estado de Indiana. Actualmente, se encuentra detenido por posesión de armas de fuego mientras se investiga las razones por las que se encontraba en el lugar con todo ese armamento, aunque las averiguaciones previas parecen indicar que no hay ninguna conexión con los sucesos de Orlando.

Jacqueline Seabrooks, la jefa de policía de Santa Mónica, tuiteó que el detenido “quería hacer daño en el evento del Orgullo Gay”; sin embargo, en la tarde del domingo, la policía aclaró que Seabrooks recibió información errónea, ya que el detenido dijo que sólo iba acudir al desfile, pero no especificó que iba a realizar un ataque ahí.

Los Angeles Times, por su parte, publicó que amigos y familiares de Howell salieron en su defensa, argumentando que jamás ha expresado comentarios homofóbicos en contra de la comunidad LGBTTTIQ porque él mismo se identifica como bisexual; agregaron que sus padres en Jeffersonville tenían días sin saber de él, por lo que estaban buscándolo. Sobre la posesión de los rifles de asalto, los testimonios indicaron que eso se debe a que el sospechoso es un gran coleccionista de armas, lo que le ha traído problemas legales con anterioridad.

Según documentos de la policía de Indiana, Howell fue acusado en octubre de 2015 de intimidar a otra persona con una pistola. Después de admitir su culpabilidad, fue sentenciado a pasar un año en prisión aunque más tarde fue puesto en libertad condicional con el único requisito de que las autoridades debían confiscar toda su colección. “James va a herir a alguien. Él tiene que dejar de apuntar sus armas a la gente”, testificó un vecino.

El portal Rawstory revisó la página de Facebook de Howell y encontró algunas publicaciones en las que comparaba a Hillary Clinton con Adolfo Hitler; en otras difundía teorías conspiracionistas acerca de que el gobierno de Estados Unidos es el que está detrás de todos los ataques terroristas desde el 11 de septiembre de 2001 y que el atentado a las oficinas de la revista Charlie Hebdo fue una farsa para implementar “el nuevo orden mundial”.

Fotografía: Los Angeles Times 

Redacción 

Top