Estás aquí
Inicio > Política > Destitución de Rousseff: golpe a la participación política de las mujeres

Destitución de Rousseff: golpe a la participación política de las mujeres

Después de nueve meses de juicio, el Senado de Brasil destituyó a la entonces presidenta Dilma Rousseff con 61 votos a favor; fue electa para presidenta por decisión popular en dos ocasiones, en 2010 y en 2014.

untitled

Dilma Rousseff tiene una carrera política poco tradicional, en su juventud fue guerrillera disidente de la última dictadura en Brasil. En los movimientos de izquierda se relaciona con Lula da Silva quien posteriormente le dio un lugar en su gabinete. Todo eso la preparó para que en 2010 tomara posesión de la presidencia de su país mediante elecciones democráticas lo que abrió una brecha para la participación política de las mujeres en Brasil y a nivel mundial.

Rousseff se interesó por su país desde joven. En 1969 se unió a los movimientos guerrilleros que estaban en contra de la dictadura militar. En 2012 medios brasileños publicaron una entrevista que tuvo Rousseff con el Consejo de Derechos Humanos de Minas Gerais en 2001, en la que relató la tortura a la que fue sujeta entre los años de 1970 y 1973 en los que estuvo detenida por militares debido a su disidencia durante la última dictadura brasileña en el Destacamento de Operaciones de Informaciones-Centro de Operaciones de Defensa Interna (DOI-CODI).

Tras su liberación, la entonces guerrillera continuó con sus estudios de economía y se graduó de la Universidad Federal de Río Grande do Sul. Posteriormente durante la década de 1980 participó en la creación del Partido Democrático Trabalhista (PDT). Durante la administración de Luiz Inácio Lula da Silva fue secretaria de energía y después lo reemplazó cuando dimitió en 2005.

Después de seis años de mandato en Brasil, Dilma Rousseff fue destituida para dejar su lugar a Miguel Elias Temer Lulia quien conformó su gabinete en su mayoría por hombres blancos entre 45 y 90 años, lo que excluye del poder político a las mujeres, así como a personas indígenas y negras.

A raíz de esto cerca de mil 500 feministas de 140 países todo el mundo congregadas en Brasil en el marco del XIII Foro Internacional de la Asociación por los Derechos de la Mujer y el Desarrollo (AWID, por sus siglas en inglés), exigieron la expulsión de Michel Temer del gobierno brasileño, exigencia con la que coincidió la misma Lydia Alpizar, directora ejecutiva de AWID, según reportó la agencia informativa Cimac Noticias.

Por su parte la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su preocupación por la destitución de Rousseff a través de un comunicado en el que manifestó que el juicio político en el que se involucró a la ex mandataria presentó irregularidades, arbitrariedad y ausencia de garantías al debido proceso. Asimismo comunicó que la Organización de Estados Americanos (OEA), así como otros organismos internacionales también están preocupados por este hecho, que no sólo atenta contra la democracia, sino contra los derechos político electorales de las mujeres, como afirmaron las asistentes al Foro de AWID.

Redacción

Top