Estás aquí
Inicio > Derechos humanos > Denuncian terapias de conversión para homosexuales en Hong Kong

Denuncian terapias de conversión para homosexuales en Hong Kong

La Coalición de Mujeres de Hong Kong y Her Fund, denunciaron el uso de terapias de conversión para las juventudes homosexuales; en el año 2000 la Organización Mundial de la Salud retiró la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales.

Derechos homosexuales Hong Kong

Organizaciones civiles defensoras de los derechos de las comunidades LGBTI en Hong Kong, China, denunciaron que personal de trabajo social de esa ciudad ofrece terapias de cura para homosexuales a las juventudes para establecer la heterosexualidad como la preferencia sexual dominante.

La Coalición de Mujeres de Hong Kong y la asociación civil Her Fund, denunciaron estas prácticas que vulneran los derechos de estas poblaciones, ya que el gobierno de ese lugar se negó en 2010 a prohibirlas, esto a pesar de que activistas y organizaciones de la sociedad civil especializadas presentaron pruebas extensas al Consejo Legislativo sobre el daño de estas prácticas en las personas.

Las terapias consisten en oraciones regulares, abstención de relaciones homosexuales, duchas frías e incluso electro shocks para disuadir a las juventudes de ejercer su sexualidad de maneras diversas.

Yeo Wai-wai, vocera de la Coalición de Mujeres dijo que adolescentes con quienes trabaja le revelaron sobre los ofrecimientos que recibieron para participar de estas terapias, lo que ella consideró dañino para la personalidad ya que las terapias aseguran que las personas no son suficientemente buenas si no son heterosexuales, reportó el portal Pink News.

Por su parte Casey Kwok Ka-chan de Her Fund (una organización dedicada a atender a víctimas de violencia doméstica) dijo que también recibió información sobre la ejecución de estas terapias aplicadas sobre todo a adolescentes, ante lo que reflexionó que quienes ofrecen estos tratamientos carecen de los conocimientos necesarios y la empatía para tratar con las disidencias sexuales.

Y agregó que estas personas que ofrecen servicios de consejería para recomendar a las juventudes terapias de conversión, más que ayudar, les hacen daño porque les mandan el mensaje de que tienen una enfermedad, aunque la homosexualidad no lo sea.

En el año 2000 la Organización Mundial de la Salud retiró la homosexualidad de su lista de enfermedades mentales, lo que permitió avances a nivel mundial en cuanto a los derechos de las personas de la comunidad LGBTI.

Fotografía: Rainbow Action.

Redacción

Top