Estás aquí
Inicio > Medio ambiente > Defensoras de la Madre Tierra contra la explotación

Defensoras de la Madre Tierra contra la explotación

En Honduras hay 537 licencias para explotación minera y 252 para la generación de energía; en países en desarrollo las mujeres producen entre el 60 % y el 80 % de los alimentos.

Berta y su madre, defensoras

Ante la devastación de las industrias extractivistas en Honduras, organizaciones sociales campesinas, indígenas, garífunas, feministas y de Derechos Humanos lanzaron el pasado 6 de septiembre la campaña Defensoras de la Madre Tierra para visibilizar el rol histórico de las mujeres que exigen el derecho a la vida, la alimentación, la tierra y la defensa de la tierra, que se publicó a través de una nota de prensa de la organización civil internacional Oxfam.

Las industrias extractivas y de explotación aumentaron a partir de 2009 ya que los gobiernos hondureños otorgaron licencias a empresas trasnacionales, tanto nacionales como extranjeras. Las licencias son para diversos tipos de proyectos, entre los que se encuentran mineros y de generación de energías renovables, así como proyectos turísticos. Todos ellos se concesionaron sin la consulta libre e informada a las comunidades.

Esto viola el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre pueblos indígenas establecido en 1989 en Ginebra, Suiza, que consagra los derechos de los pueblos originarios e insta a los gobiernos firmantes, entre ellos Honduras, a impulsar la participación de estas poblaciones en los mecanismos de toma de decisiones que les afectan directamente.

En Honduras actualmente se concedieron 537 licencias para explotación minera y 252 para la generación de energía, muchos de los cuales se encuentran en territorios campesinos, indígenas y garífunas, lo que viola dicho tratado, como lo señaló Wendy Cruz, representante de la campaña.

Voceras de la campaña también destacaron que el uso y explotación de la tierra afecta la vida de las mujeres, esto debido a que la tierra es fundamental para la vida de miles de familias hondureñas, además de que está comprobado que este tipo de proyectos, aunque así lo prometen, no generan desarrollo social, lo que aumenta la migración, sobre todo en las mujeres de comunidades garífunas, como lo dijo Miriam Miranda, coordinadora de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH).

De acuerdo con un informe realizado por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentaciónde (FAO), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), en países en desarrollo, son las mujeres las que producen entre el 60 % y el 80 % de los alimentos, por lo que son fundamentales para la seguridad alimentaria.

En el marco de esta campaña y con la colaboración de Oxfam, Terco Producciones, OFRANEH, el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) lanzó el pasado 17 de septiembre el documental Berta Vive, a seis meses del asesinato de la activista hondureña Berta Cáceres Flores quien dirigía el Consejo.

Después de la presentación del documental la madre de Berta, Austraberta Flores, entregó de manera simbólica una moción al Congreso Nacional para la anulación de la concesión de explotación de la empresa Desarrollos Energéticos Sociedad Anónima (DESA) en el proyecto de Agua Zarca, esta empresa está señalada incluso por las investigaciones del Ministerio público por su participación directo en el asesinato de Cáseres, denunció Austraberta Flores.

Redacción

Top