Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Conoce a la Barbie desarrolladora de videojuegos

Conoce a la Barbie desarrolladora de videojuegos

La Barbie desarrolladora de videojuegos innova porque presenta un vestuario sobrio y cómodo que no la convierte en un objeto sexual; su equipo de programación no está diseñado de modo que luzca femenino y su computadora no es rosita, además, tiene interfaces de computación reales.

Barbie desarrolladora de videojuegos

La frase publicitaria “Con Barbie, sé lo que quieras ser” jamás fue más atinada. Después de que Mattel inundó los escaparates de las jugueterías con muñecas que reproducían los mismos estereotipos de género: princesa, ama de casa, amante fiel; la empresa por fin lanzó al mercado su nueva Barbie, que se dedica a nada más ni nada menos que a desarrollar videojuegos.

En 2014, salió a la luz el libro Barbie: yo puedo ser una ingeniera en computación, sin embargo, dicha publicación despertó la indignación de la crítica. Lejos de mostrar la historia de una mujer que lucha por ingresar a una profesión dominada por hombres, los responsables de este proyecto cayeron en los mismos clichés de siempre: cuando su computadora se infectó de un software malicioso, Barbie no pudo hacer otra cosa más que solicitar la ayuda de dos hombres galantes que saben más que ella en temas de informática.

Quizá el único aspecto positivo de este producto es que también estuvo a la venta su versión afroamericana, lo cual fue significativo debido a la escasa diversidad y la falta de representación de otros cuerpos y culturas en la línea de juguetería. Lamentablemente, ésta fue descontinuada y ahora sólo puede ser adquirida en eBay o en Amazon en un precio que excede los 100 dólares.

Aunque Mattel se disculpó por sus ofensas, la Barbie que desarrolla videojuegos es el verdadero indicio de que la compañía quiere enmendar sus errores. De acuerdo con Hello Giggles, la muñeca innova porque presenta un vestuario sobrio y cómodo que no la convierte en un objeto sexual (jeans, zapatos deportivos, una blusa holgada, lentes dorados y una chaqueta verde). Además, su equipo de programación no está diseñado de modo que luzca femenino, es decir, su computadora no es rosita y se muestran auténticos diagramas de flujo e interfaces de computación. Por si fuera poco, le gustan las figuras de acción, en especial He-Man.

Al reverso de la caja aparece la siguiente leyenda: “El desarrollo de videojuegos consiste en contar historias, diseño gráfico, diseño de audio y programación informática. Debido a que confluyen muchos aspectos en la creación de un juego, el trabajo en equipo es importante”. Este discurso también fue recibido positivamente en Estados Unidos, porque rompe tanto con la idea del individualismo como de la codependencia: cada quien posee habilidades y conocimientos necesarios para sacar adelante cualquier proyecto.

“Cuando era niña, una Barbie de este tipo pudo ayudarme a entender que trabajar en las CTIM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) eran opciones profesionales viables, y que podía emocionarme de dedicarme a eso ya que Barbie era capaz de hacerlo. Barbies como ésta contribuyen a expandir la imaginación de las niñas y les hace saber que ellas pueden hacer cosas que jamás creyeron posibles”, escribió Geek Girl Diva en la revista Geek.

Fotografía: Slate.com 

Redacción 

Top