Estás aquí
Inicio > Arte y cultura > Chilena creó musical para sordos

Chilena creó musical para sordos

Inspirada en la estética de las Drag Queens, María creó dos personajes retro de estética muy particular; Siebald lanzó su primer video en 2010, interpretando la canción “Comfortably Numb”, un cover de Scissor Sisters, pero en lenguaje de señas. 

Una mujer de tez clara sonríe mientras hace un gesto con las manos

Luego de pasar por escenarios nacionales e internacionales, esta actriz y bailarina decidió comenzar a ocupar sus habilidades artísticas para crear iniciativas que acerquen la experiencia musical a las personas con sordera.

Con 36 años, delgada, de pelo oscuro hasta los hombros y tez clara, María Siebald se mostró tal cual es, sin maquillaje. Dijo que es su estilo, pero que a una parte de ella –su alter ego– le gustaba jugar con los cánones de belleza, la ropa y los tacos. De ahí cree que surgió Nerven&Zellen, el grupo de baile que dirige y que interviene espacios mediante el movimiento, el ritmo y la danza.

Ingresó a estudiar Teatro a los 17 años, aunque su mayor interés se encontraba en la escenografía; “me gusta mucho hacer cosas con las manos, soy actriz de profesión, pero tengo hartos oficios: bailarina aficionada, costurera, utilera, videísta, todo lo que tenga que ver con la representación y la puesta en escena”.

Aseguró que practicar teatro es más complejo de lo que muchos piensan, y que hay personas que simplemente no logran sobrellevarlo. “De alguna manera el teatro te obliga a conocerte mucho, a estar súper resuelto, a jugar con tus propias trancas, con tus dolores, y aceptar quién eres en relación a tu pasado”.

La primera obra que estrenó fue “El Círculo de Tiza Caucasiano” en el Teatro Nacional, el 2001, cuando aún estaba en la universidad. Posteriormente, estuvo en Italia dos veces con proyectos distintos, y al volver a Chile quiso dar un giro a su carrera. “Estaba un poco aburrida del teatro, esa sensación de trabajar un montón, esperar que la gente llegue a sentarse, a mirarte y a aplaudirte, me parece que es una cosa tan egocéntrica. Pensé que lo mejor era ir al público y entregarle algo más, en vez de esperar que fueran a vernos y pagaran su boleto”.

Inspirada en la estética de las Drag Queens pero con la femineidad propia de las mujeres, María creó dos personajes con aires retro y una estética muy particular: pelucas grandes y trajes llamativos. Así nació Nerven&Zellen. Varias marcas comenzaron a interesarse en estos personajes y las invitaron a ser parte de sus eventos. “En un principio éramos dos, nos vestíamos iguales, bailábamos haciendo los mismos movimientos como si fuéramos la misma persona, como una ilusión óptica”, explica.

El foco de Nerven&Zellen estaba puesto en sus performance basadas en la expresión corporal. De ahí que María se interesara en el lenguaje de señas, con lo cual comenzó un nuevo proyecto: crear videos musicales para personas sordas. “Pude ver la necesidad musical que tienen…, me di cuenta de que el amor por la música lo experimentamos todos, que nuestra vida gira en torno a la experiencia auditiva”.

Lanzó su primer video en 2010, interpretando la canción “Comfortably Numb“, un cover de Scissor Sisters. “La idea es que puedan entender las letras, reconocer el estilo musical y el ritmo”. Así fue como nació NZ canal, una plataforma web donde ya existen seis videos musicales disponibles, con un importante trabajo de producción y escenografía.

Viendo el éxito del primer video quiso hacer un concierto para personas sordas junto a una banda chilena. Mientras el grupo tocaba en vivo, el público podía ver el espectro musical proyectado en una pantalla. En el mismo escenario, María junto a su equipo se encargaban de traducir la letra y los sonidos. “La comunidad sorda estaba muy emocionada, logramos abrirles un espacio, ya que generalmente no van a muchos lugares, no habitan los espacios comunes porque no están hechos para ellos y no se sienten parte”.

Desde entonces se ha dedicado a desarrollar una investigación sobre la música y la sordera para tratar de ponerse en el lugar del otro, del que no escucha y nunca ha escuchado. “Las personas sordas sienten vibraciones, pero eso no es música, no es melodía, entonces les trato de explicar que la música es muchas cosas”. No suele ocupar el término inclusivo cuando realiza sus eventos, porque cree que el sólo hecho de mencionarlo, crea una brecha. “Si en un anuncio pongo que hay un concierto de lengua de señas, con eso lo digo todo. Si tengo que ocupar la palabra inclusiva lo hago para decir inclusivo para las personas oyentes, no al revés”.

Como artista ha encontrado en este proyecto una forma de encauzar su personalidad inquieta. “Paso semanas en mi casa generando ideas, tengo muchos amigos, pero ellos saben cuando necesito concentración. Mi casa es como mi oasis”. Hoy está buscando expandir el efecto de NZ canal a nivel educacional y, gracias a un fondo que ganó este año, su sueño se está haciendo realidad. El sitio abrirá un área infantil, con videos de canciones de Mazapán en lengua de señas. La idea es que los colegios especiales y de integración puedan usarlos para ayudar a los niños sordos en el aprendizaje de las señas y del español escrito y hablado. “El objetivo es generar material audiovisual didáctico para que puedan ocupar en la sala de clases: videos, vocabulario y fichas de trabajo”.

Cree que todo esto surgió como una necesidad de darle contenido a Nerven&Zellen. “Somos artistas y comunicadores; el teatro transmite, tiene opinión. No podía quedarme solamente en lo estético“. No le gusta proyectarse, pero nunca para de pensar, siempre está ideando nuevas cosas. “A la gente que no trabaja en esta área le cuesta entenderlo pero, ¿tú te puedes sacar un pensamiento de la cabeza? Es muy difícil. Uno se cansa, pero es gratificante: a mí me encanta lo que hago”.

Mujer Impacta

cintillo Nueva Mujer

Top