Estás aquí
Inicio > Opinión > Cuando te plagia un derechairo

Cuando te plagia un derechairo

Nacho no es popular porque seamos genias, sino porque hay nachos regados por todos lados haciendo estupideces; nuestro trabajo merece reconocimiento y respeto, no permitiremos que se use nuestro trabajo de creación sin nuestro consentimiento.

Nacho Progre

Desde hace un año colaboro con Carmina Warden en el cómic Nacho Progre. Yo hago el guión y ella la caricatura. En este proceso hemos visto crecer a nuestro Nacho, hemos profundizado en el ejercicio de escribir y de dibujar, respectivamente. Nacho resulta un personaje entrañable para muchas compañeras feministas porque ven en él el síntoma de los machos de izquierda: un pusilánime que se aprovecha de sus compañeras para sacar ventaja todo el tiempo; un hombrecillo sobrevalorado que tiene a su favor el patriarcado y que usa sus privilegios para explotar económica, sexoafectiva e intelectualmente a las mujeres.

A la página de Nacho llegan muchas denuncias. Muchas chicas tenemos que convivir con nachetes todo el tiempo. Algunas de ellas las publicamos y otras aún no por falta de tiempo y de recursos para dedicarnos de lleno hacer Nacho, pero somos felices cuando podemos apoyar una denuncia o sacarle risas a nuestras compañeras feministas. Así ha pasado ya un año. Muchas veces nos han entrevistado y nuestro trabajo ha atravesado varios países siempre con nuestro nombre en él. Nacho no es popular porque seamos genias, sino porque hay nachos regados por todos lados, haciendo estupideces.

Somos muy felices con nuestros errores, experiencias y —como le llaman los ejecutivos— “áreas de oportunidad”. Pero la semana pasada nos dimos cuenta de que unos derechairos nos habían robado el concepto y la imagen de Nacho. Hombres (no nos sorprende) y de derechas, usurparon la imagen que creó Carmina. Robaron la imagen de nuestro hijo y le dieron el nombre de “Chepe Progre”. Lo único que cambiaron fue su cabello, el cual alaciaron, y crearon una página para promover odio en contra de la gente de izquierdas y que se dedica a hacer trabajo de derechos humanos en Guatemala.

No puedo negar que el hecho me produce asco, un asco infinito. Si los tuviera cerca correría a vomitarles encima, pero así es barrio de Internet: un grupo de gente, específicamente hombres de derechas, pueden aprovecharse del trabajo dos mujeres jóvenes, artistas feministas que viven en otro país y quedar impunes. Es más, hay quien los felicita porque “su” caricatura es “100 % real” y ellos se sonrojan, pero no dan la cara cuando preguntamos quién es responsable del plagio.

Estamos muy preocupadas porque a Nachito esto le duele, le duele muchísimo y él se siente profundamente herido en su sensibilidad de hombre nuevo. Incluso está pensando en organizar una petición de change.org para que los guatemaltecos que están impulsando a su clon Chepe dejen de hacerlo, nos referimos a Estuardo Zepeta (@ezapeta), Rodrigo Polo (@RodrigoPolo), Gloria Álvarez (@crazyglorita), Ricardo Mendez Ruiz (@RMendezRuiz), Chico Antón (@chicoanton) y Ronald MacKay (@Ronald_MacKey), quienes no han respondido a nuestras preguntas, pero están en complicidad con quien aparentemete hizo la página de Chepe, si no es que la manejan ellos mismos.

Exigimos públicamente cesen la conducta de plagio y dejen de usar el nombre de Chepe Progre, así como los dibujos de Nacho Progre que han usurpado de nuestras redes y la idea de las camisas con leyendas políticas. Nuestro trabajo merece reconocimiento y respeto, no permitiremos que se use nuestro trabajo de creación sin nuestro consentimiento porque estamos cansadas de que las mujeres y nuestro trabajo sean invisibilizados y usurpados por gente mediocre que no es capaz de crear un proyecto propio. De no cesar esta conducta, que por cierto es punible, procederemos legalmente.

Exigimos una disculpa pública ¡Nunca más un mundo que no reconozca el trabajo creativo, científico, político y cultural de las mujeres!

Por favor ayúdanos a difundir esta información.

@CynthiaHijar

Top